By Brújula
Posted: Updated:
3 Comments

wv

Claudia Calderón/ Opinión/

Marzo es un mes en que se celebra el Día Internacional de la Mujer. ¿Qué se celebra con exactitud? Muchos dicen la honradez y el ímpetu con las que muchas son madres, la delicadeza que las acompaña cada día, el trabajo doble: casa y oficina, el esfuerzo diario en los estudios, la agilidad para hacer muchas cosas a la vez, las múltiples destrezas en cada cosa que tocan sus manos, etc. Y así, podríamos pasar 24 horas seguidas con la oda a la mujer.

Bajo mi punto de vista, mujeres, una expresión sin acción, es muerta.

No necesitamos que nos digan cuán valioso es nuestro trabajo, si todavía hay violación a las leyes respecto a nosotras o discriminación en muchos lugares en los que estamos. O bien, si nuestro trabajo no es bien pagado, si hay preferencia masculina en algunas labores, si no podemos acceder a ciertos lugares, entre otras situaciones.

Por mencionar algunos ejemplos:

-Solo el 24% de las personas que figuran en las noticias son mujeres.

-En las noticias, el 18% de las mujeres son presentadas como víctimas, a comparación del 8% de los hombres.

-Las mujeres ocupan solo el 33% de las profesiones mejores pagadas en Latinoamérica.

-Existe un 58% de brecha salarial entre hombres y mujeres.

-La brecha étnica de ingreso de las mujeres superan el 60%-68% a comparación de los hombres.

-El 54% de las mujeres en Latinoamérica trabajan sin remuneración.

-Entre el 30 y 35% de las mujeres ocupan un cargo de ministro público en Latinoamérica.

-El 18% de las mujeres logró ingresar a parlamentos en 2009 en Latinoamérica, entre otros.

Lo lamentable de todo es que tanto hombres como mujeres estamos acostumbrados a ese trato. La sociedad marcha a ese ritmo sin que alguna organización feminista lo pueda detener. El reto está en nosotras y en la esperanza. Lo primero porque necesitamos estar bien firmes en nuestro trabajo, sin dar lugar a chantajes u ofrecimientos baratos; porque requerimos ser mujeres que fortalezcan sus conocimientos y prácticas para posicionarnos de la mejor manera en cualquier campo. Porque es indispensable que tanto nosotras como los hombres, seamos un excelente complemento sin discriminar ni a uno ni a otro; porque necesitamos con urgencia cambiar nuestra forma de pensar y saber cuán importante es nuestro rol en todos los sentidos dentro de la sociedad. Y lo segundo, abrazar la esperanza de que algún día todo lo anterior sea reconocido, valorado, aceptado.

No soy feminista, ni pretendo serlo jamás. Pero sí celebraré cualquier día del año al saber que la realidad anterior cambie, aunque sea un poco. Y es muy probable que no lo veamos ni vivamos nosotras, ni nuestras generaciones futuras. Pero conservaremos la esperanza en que algún día el rol de la mujer en la sociedad esté más equilibrado y sea valorado como fuente esencial en todas partes.

Para todas,

¡Felices 365 días de la mujer!

 

Fuentes:

-Adital. “¿Quién figura en las noticias?”. Referencia en la web: http://www.adital.com.br/arquivos/2010/11/gmmp_2010.%20informe.pdf. Consultado el miércoles 19 de marzo 2014.

-ComunicarseWeb. “Nuevo siglo, viejas disparidades”. Referencia en la web: http://comunicarseweb.com.ar/download.php?tipo=acrobat&view=1&dato=1350418659_BID.pdf. Consultado el martes 18 de marzo 2014.

-ECLAC. “Mujer y desarrollo”. Referencia en la web: http://www.eclac.org/publicaciones/xml/2/45262/Serie_108_Nelida_Archenti.pdf. Consultado el miércoles 19 de marzo.

 Imagen

About the Author
Related Posts

Es innegable que en la memoria de cada guatemalteco siempre permanecerá aquella imagen del Congreso...

El impacto global por la pandemia ha sido devastador, considerando el auge de la nueva variante...

Como una bofetada en la cara, se puede interpretar la inclusión de Guatemala en la lista de países...

3 Comments
 
  1. Avatar
    Andrea Tock / 24/03/2014 at 21:36 /Responder

    Me parece a mí, que este texto reproduce muchos de los prejuicios y estereotipos de la sociedad patriarcal en la que vivimos, en que se ve al “hombre” y a la “mujer” como esencias y complementos. Pero lo que más, más, me llama la atención es el miedo a describirse como “feminista”, ¿por qué? ¿qué se cree que es el feminismo como para tenerle esa aversión en una columna que pretende hablar de los derechos de las mujeres?
    ¿Por qué tener que aclarar “No soy feminista, ni pretendo serlo jamás.” ?

    • Avatar
      Claudia Calderón / 25/03/2014 at 21:12 /Responder

      Estimada Andrea,

      1- Al escribir sobre la parte del trabajo del hombre y la mujer como complementos, nunca expresé que la mujer lo es del hombre ni viceversa. La oración dice: (…) tanto nosotras como los hombres, seamos un excelente complemento sin discriminar ni a uno ni a otro (…)”. La intención de esa línea está referida al trabajo de ambos, entendido como un aporte en conjunto que se constituye necesario e imprescindible en la sociedad. Por lo que, si su comentario respecto al refuerzo de estereotipos en la sociedad patriarcal que vivimos se argumenta con el párrafo primero, aclarar que cada enunciado fue escrito en tono de crítica y sarcasmo, que fue expresado al decir “oda a la mujer”.
      2- No es aversión ni miedo al feminismo. Simplemente, el artículo pretende hacer referencia a dos cosas: la primera, a la celebración del Día Internacional de la Mujer, en un sentido sarcástico y peyorativo, en tanto que se crea todo un discurso en su honor para esta fecha, en contraposición con los cuadros estadísticos que no muestran un panorama alentador; y en segundo lugar, el texto alude en un llamado para nosotras a continuar trabajando con excelencia, a fortalecer nuestros conocimientos y prácticas, aún cuando la lucha quizá sea eterna.
      3- Respondiendo a su pregunta final, no soy feminista ni pretendo serlo jamás por dos razones: La primera y de forma concreta, institucionalmente no pertenezco a un grupo ni tengo interés en ello; y la otra razón se debe a que no comparto la ideología de un grupo feminista en su totalidad. Y de igual manera, la aclaración se enmarca dentro de un contexto en el que si una persona habla “a favor” de la mujer, dando datos de la injusticia acometida en contra de ella, muchos (no puede ser su caso) creerían que soy feminista o tengo alguna relación con ello. Respeto el trabajo de grupos feministas en pro del reconocimiento y la lucha de los derechos de la mujer. Mi caso no es ese, porque lejos de luchar por un derecho femenino, solo resalto la realidad y motivo a las mujeres como yo, que a pesar de no ver cambios que ameriten a este siglo, podemos ser personas que sobresalgamos en nuestros ámbitos y demos lo mejor en los lugares donde nos movemos. Repito, no es aversión, solo aclaración.

      Saludos,
      Claudia Calderón.

      • Avatar
        lizrojasch / 28/03/2014 at 19:35 /Responder

        ¿Para usted ser feminista consiste unicamente en pertenecer a un grupo o a compartir su ideología?

Leave a Reply