José Castillo/ Colaboración/ Apuntes de una discusión… El mes pasado se discutió “El dictador y yo” de Carlos Samayoa Chinchilla, libro donde queda en evidencia la manera de gobernar del dictador Jorge Ubico Castañeda. Su gobierno, autoritario, dictatorial, racista y clasista generó un malestar en la población que se...

Ernesto Sabato De Abaddón, el Exterminador, 1974. LUNES A LA NOCHE Pasé un día muy malo, querido B., me están suce­diendo cosas que no puedo explicar, pero mientras tanto y por eso mismo trato de aferrarme a este uni­verso diurno de las ideas. ¡La tentación del universo platónico! Más grande es el tumulto interior,...

Emily Brontë En la suave medianoche del estío, Una luna despejada brilló A través de nuestra ventana Y los rosales bañados en rocío. Me senté en la reflexión silenciosa; El viento suave agitó mi cabello; Me dijo que cielo era un destello, Y la tierra durmiente, justa. No necesité sus toques Para alimentar estos...

Ernesto Sabato De Abaddón, el Exterminador, 1974. LUNES DE MAÑANA Estuve en el jardín, empezaba a aclarar. Ese silen­cio de la madrugada me hace bien: el amistoso compa­ñerismo de los cipreses, de la araucaria; aunque de pronto me entristece ver a ese gigante aquí, como un gran león en una jaula, cuando debería estar...

  Lenina García/Colaboración/ “Mi esperanza es necesaria pero no es suficiente. Ella sola no gana la lucha, pero sin ella la lucha flaquea y titubea. Necesitamos la esperanza crítica como el pez necesita el agua incontaminada”. Paulo Freire-pedagogo brasileño. en el libro: “Pedagogía de la esperanza”. Un campo de...

A mi madre, que me contaba cuentos La carreta llega al pueblo rodando un paso hoy y otro mañana. En el apeadero, donde se encuentran la calle y el camino, está la primera tienda. Sus dueños son viejos, tienen güegüecho[1], han visto espantos, andarines y aparecidos, cuentan milagros y cierran la puerta cuando pasan...

  Mónica Navarro/   Apología de la sensación Escupió sobre la palma de su mano preparándose para entrar. Nunca imaginó que finalmente fuese posible aquel embotamiento de los sentidos. Tal embotamiento de su realidad. La respiración agitada y la mirada penetrante de un demente. Al fin, al fin. Al fin la tenía, ella lo...

César Aira/ Uno de los carritos de un gran supermercado del barrio donde yo vivía rodaba solo, sin que nadie lo empujara. Era un carrito igual que todos los otros: de alambre grueso, con  cuatro rueditas de goma (las de adelante un poco más juntas que las de atrás, lo que le daba su forma característica) y un caño...

Las aves aún no aprenden a volar y el otoño se acerca ¿qué fue del pétalo que caía? ¿qué fue de la mujer a quien quería?   Algún día será capaz de abrazar al viento, besar cada flor que cae, volar a la eternidad del instante, tocar el cielo con ella.   Mi vida cambió al atardecer Cuando besé su piel las aves aún no...

Uno

Denise Phé-Funchal/ Si cuentas de uno a cien, decía mi hermana, dormirás. Siempre cuento uno, dos, tres, nada. No puedo volver a dormir. Quiero dormir, pero los párpados no me cubren más los ojos, la luz los atraviesa, me despierta y no puedo volver a dormir. El sueño eterno dicen en el funeral, el sueño de los...