By Luis Eduardo Ortiz
Posted: Updated:
0 Comments

La fragilidad de las democracias centroamericanas no es noticia nueva, pero tampoco lo es el régimen autoritario que lleva muchos años impuesto Nicaragua a manos de Daniel Ortega y la primera dama y vicepresidenta Rosario Murillo.Desde la llegada de Ortega al poder, Nicaragua ha enfrentado una grave crisis por años debido al régimen impuesto, intensificada desde el 2018 por la alta represión a las protestas, a los movimientos sociales, estudiantiles y campesinos. Las sistemáticas represiones a quienes se oponen al régimen y hacia quienes luchan por la libertad ha generado que miles de nicaragüenses salgan en el exilio y encuentren asilo en países que les han abierto las puertas.

“De que se van, se van!”

Dejar tu país, porque de lo contrario serás víctima de la represión y censura de la dictadura es la realidad de millones de personas alrededor del mundo. Pero si algo aprendí recientemente, es que eso no significa darte de baja de la lucha por la libertad de tu patria y, el sueño por regresar a ser partícipe de una sociedad pacífica y democrática.

“¡Ortega, escucha: ¡Seguimos en la lucha!”

El 7 de noviembre, de este año 2021, se llevaron a cabo las elecciones en Nicaragua, o como decía la comunidad de nicaragüenses en la Plaza de las Niñas, se llevó a cabo “un circo electoral”. ¿Por qué circo electoral? Personas de la oposición, incluso quienes se posicionaban en las candidaturas opuestas al régimen fueron encarceladas y no pudieron participar de lo que, en condiciones normales, tendría que ser una fiesta cívica y democrática. Muchas personas hoy están presas políticas en el país centroamericano. Y también están en la mente del pueblo nicaragüense que desde afuera alza su voz y exige:

“¡Libertad para los presos políticos! ¡Libertad!”

El pueblo nicaragüense se mantiene en resistencia y eso es lo que llegaron a dejar claro, en el Parque Central de la Ciudad de Guatemala. Una tarde de noviembre que vuelve a ver una plaza llena de banderas azules y blancas, pero que, en esta ocasión, son del grito de nuestros hermanos y hermanas nicaragüenses que le recuerdan al usurpador:

“¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!”

Entre actividades culturales, pancartas, consignas como las que voy citando en esta columna, y un sentimiento de hermandad, la comunidad nicaragüense en Guatemala se unió a hacer resistencia y exigirle a los gobiernos y organismos internacionales que no reconozcan los resultados de estas elecciones. Pero entre la voz que se alza resistiendo contra la dictadura, recuerdan a sus hermanos hermanas que han sido silenciadas para siempre por el régimen.

“¡No eran delincuentes, eran estudiantes!”

Junto a las consignas, también pude escuchar canciones de resistencia que, al unísono y a todo pulmón, entonaron, recordándose el amor que tienen por su país. Bailaron y cantaron, celebrando la cultura, sin distinciones políticas, religiosas o económicas. La comunidad nicaragüense en Guatemala nos ha mandado un mensaje muy claro:

 

En Nicaragua no hay libertad, las cosas no están bien. Aunque no veamos a este país encabezar los titulares todos los días; todos los días viven la opresión y eso viene de años atrás.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Revista Digital Brújula (@brujulagt)

Necesitan el apoyo del mundo para recuperar a su país. Cuando al pueblo nicaragüense lo callan, el silencio del mundo ya no es una opción. No quiero terminar sin antes agradecer a La Comunidad nicaragüense en Guatemala -CONIGUA-, quienes me permitieron compartir ese espacio en la plaza para: conocerles; escucharles y sentir un pedazo de Nicaragua y, lo alegre que es su gente a pesar de la adversidad. 

Nadie debe quedarse ajeno a lo que ocurre en Nicaragua.  Ni el mundo, ni Centroamérica, ni Guatemala, ni tú, ni yo.

La Comunidad nicaragüense en Guatemala se organiza a través de CONIGUA. Puedes encontrarles en Facebook, Twitter o por medio de correo electrónico info.conigua@gmail.com

 

Related Posts

El Taller de Escritura Creativa de la Universidad Rafael Landívar, acaba de crear el siguiente tomo...

Es innegable que en la memoria de cada guatemalteco siempre permanecerá aquella imagen del Congreso...

El impacto global por la pandemia ha sido devastador, considerando el auge de la nueva variante...

Leave a Reply