diamante guate

Gabriela Molina/ Opinión/

De seguro han escuchado esta frase más de alguna vez, o puede que la hayan escuchado pero no saben qué significa.  Los diamantes vienen en una piedra tosca e incolora, pero al ser trabajados y pulidos se convierten en una piedra preciosa y valiosa. Quería explicarles esto para que entiendan a qué me refiero con esta frase y por qué asocio este enunciado con el turismo en Guatemala.   Seguramente se han dado cuenta de la riqueza turística con la cual nuestro país cuenta y cómo esta va mucho más allá de los destinos tradicionales como Tikal, Semuc Champey, Lago Atitlán o el Castillo San Felipe, que a pesar que son muy importantes, son solo la primera capa de  potenciales turísticos de Guatemala.

Nos falta pulirla más para sacarle todo el valor y el brillo que tiene.

Contamos con una variedad increíble de sitios turísticos los cuales podrían convertirse en destinos famosos como la laguna de Ayarza, ubicada en Santa Rosa, que es una extensión de agua de alrededor de 14km con una vista y alrededores hermosos; también la laguna de Ipala que es un lago cráter ubicado en Chiquimula, se sitúa en el volcán del mismo nombre, un lugar perfecto para los aventureros. De seguro han escuchado de ellos o puede que ni supieran que existen y estos no son los únicos, tenemos muchos más los cuales necesitan esfuerzo, recursos pero más que todo dedicación, no solo de las autoridades encargadas sino de todos los guatemaltecos porque Guatemala somos todos, así como nosotros necesitamos de ella para vivir, ella necesita de nosotros para crecer y desarrollarse.

El turismo se encuentra entre las actividades que le genera más ingresos al país. Si se explotara la riqueza turística adecuadamente, podría ser la actividad que más ingresos generaría, teniendo como resultado un mejor desarrollo y crecimiento para el país. Costa Rica utiliza el turismo como su fuente número uno de ingresos y los atractivos turísticos que ellos tienen no son ni la mitad de los que nosotros tenemos. ¿Creen que no tenemos el potencial para ser un diamante auténtico?

 

 

Imagen

 

 

Compartir