man in black coat walking on street during nighttime

¿Qué es el Alcoholismo?

La asociación Médica Americana ha reconocido el alcoholismo como una enfermedad que se puede controlar, pero no curar.  Uno de sus síntomas es un incontrolable deseo de beber.  El alcoholismo es una enfermedad progresiva y mientras el alcohólico continué bebiendo su impulso de beber seguirá en aumento. Si no toman medidas para controlar la enfermedad, esta puede ocasionar la locura o la muerte.  La única manera de controlar el alcoholismo es mediante la abstinencia total.  La mayoría de los expertos en la materia coinciden en que el alcohólico, incluso tras varios años de sobriedad, no puede beber de nuevo porque el alcoholismo es una enfermedad para toda la vida.

Hoy día existen muchos tratamientos exitosos para controlar el alcoholismo. Alcohólicos Anónimos es el más difundido y también considerado mundialmente como el más eficaz.  El alcoholismo ya no es una enfermedad sin esperanzas, siempre y cuando sea reconocido y tratado.

¿Quiénes pueden ser alcohólicos?

El alcoholismo afecta a gente de toda condición y estratos sociales.  Solamente a un pequeño porcentaje de alcohólicos les va el estereotipo de vagabundos o desamparados que mendigan en las calles.  La mayoría de los alcohólicos parece que llevan una vida relativamente correcta, pero su bebida afecta alguna parte de su vida.  Su familia, su vida social o su trabajo o quizás las tres cosas juntas, pueden sufrir.  Los alcohólicos son personas cuya bebida causa un problema continuo y creciente en cualquier aspecto de su vida.

¿Porqué beben los alcohólicos?

Porque piensan que tienen que hacerlo, utilizan el alcohol como una muleta o una vía de escape; se encuentran adoloridos emocionalmente y recurren al alcohol para acaba con ese dolor.  Pero a la larga, llegan a crear tanta dependencia del alcohol que se convencen de que no puede vivir si él.  Esto es lo que llamamos obsesión. 

Cuando algunos alcohólicos tratan de dejar la bebida, el síndrome de abstinencia resulta ser tan angustiante que recurren nuevamente a la bebida porque sienten que es la única manera de aplacar la agonía.  Esto es lo que llamamos adicción.

A muchos alcohólicos les gustaría beber socialmente y emplean mucho de su tiempo ye esfuerzo tratando de controlarse para poder beber como las demás personas.  Trata de beber los fines de semana o se limita a bebes sólo un tipo de bebida, pero nunca pueden estar seguros de poder tenerse cuando lo deseen.  Terminan por emborracharse, aun cuando se habían propuesto o hacerlo.  Esto es lo que llamamos compulsión.

El alcoholismo es un tipo de enfermedad en la que el alcohólico no cree estar enfermo.  Esto es lo que llamamos negación.  Las esperanzas de recuperación estriban en su capacidad para recocer su necesidad de ayuda, su deseo de dejar de beber y la voluntad para admitir que, por sí mismos no pueden lidiar con el problema. 

EXTRAIDO DE ALTEEN-   ESPERANZA PARA LOS HIJOS DE LOS ALCOHÓLICOS (SB-3) 

“QUÉ ES EL ALCHOHOLISMO?”

Compartir

Otros artículos de interés