By Auxiliares de Investigación
Posted: Updated:
0 Comments

Han pasado ya más de 30 años desde que el Diseño Industrial inició sus primeros pasos, una disciplina nueva, genuina e innovadora en un país que le abrió las puertas y la adoptó como propia. Tres décadas llenas de cambios, personajes e historias que quedaron escritas pero que no se habían leído hasta ahora.

El año ha pasado, desde que comencé a trabajar en el Instituto de Investigación y Estudios Superiores en Arquitectura y Diseño (INDIS), un año que sin dudas ha cambiado mi manera de ver el Diseño Industrial. Según la Organización Mundial del Diseño (WDO), el diseño industrial es un proceso estratégico que ve los problemas como oportunidades, vinculando la innovación, tecnología, investigación, clientes y negocios para proporcionar valor y ventajas competitivas; una definición muy acertada y que probablemente años atrás no hubiera entendido.

Investigación, una palabra que engloba una serie de retos para descubrir algo, el proceso creativo de un diseñador la puedo definir con una fórmula básica: analizar + definir + validar tomando en cuenta que el orden de los factores si puede afectar al producto a veces terminamos con proyectos tan mal cimentados y vagos que llegan a quedarse en el olvido. La oportunidad que el INDIS me ha brindado, a través de Gloria Escobar y Ovidio Morales, me ha hecho darme cuenta que un diseñador antes de ser diseñador tiene que ser investigador.

La investigación es el factor más importante del Diseño Industrial, es la fase en dónde nos sentamos y comenzamos a escribir diseño; un guitarrista no toca una melodía nueva sin haberla escrito primero. El diseño industrial es una disciplina que conlleva esfuerzos físicos y mentales, pues un buen diseño conlleva sentarse a leer, indagar y escribir lo necesario para comenzar a crear.

Para transformar el contexto necesitamos entenderlo y la única manera de hacerlo es investigando; ser auxiliar de investigación en el INDIS abrió mi mente a un mundo al que no estamos acostumbrados, pocos diseñadores van a la biblioteca o buscan libros en línea pero he llegado a entender que el diseño es más que sentarse a dibujar o hacer maquetas, es sentarse a entender nuestra realidad y aprender a leer no sólo libros sino personas.

Escribir diseño es indispensable, si queremos mejorar nuestro entorno no hay mejor manera que comenzar a sentar las bases a través de la investigación que dará paso a los grandes proyectos de transformación, investigar es ampliar nuestros conocimientos para desarrollar nuevas soluciones. Guatemala necesita diseñadores industriales que estén dispuestos a cambiar el contexto, a romper barreras y a crear soluciones certeras y fundamentadas.

El fruto de la curiosidad es la investigación, y como dicen por ahí: “la curiosidad mató al gato”, aunque tenía siete vidas…

Related Posts

Uno de los peores aspectos (y son muchos) del gobierno de Jimmy Morales, fue su política exterior....

/Por: Quiqe Bocanegra   No olvido los momentos juntos ni lo que de ti yo aprendí. No olvido los...

La radio (Jingle reconocido de noticias) Aquí estamos reportando del fallecimiento de un chofer de...

Leave a Reply