By Brújula
Posted: Updated:
0 Comments

mariajuana1

José Alberto Barrera/ Opinión/

Como se mencionó en la columna anterior, nos encontramos en un punto de quiebre en la historia sobre el tratamiento y regulación del uso medicinal y recreativo de la marihuana. Los modelos rígidos, creados y defendidos por cientos de líderes baby boomers en Guatemala y el mundo, están empezando a quebrarse poco a poco en tanto la generación de los millennials van ocupando importantes lugares de influencia y poder.

Carl Sagan fue uno de los primeros personajes que activamente cuestionó la política prohibitiva de la marihuana. En un ensayo inmortalizó su postura, afirmando que “la prohibición era indignante; pues representa un impedimento para el uso pleno de una droga que contribuye a producir estados de serenidad e introspección, sensibilidad y compañerismo que tanto necesita un mundo cada vez más desequilibrado y peligroso[1].”

Esta postura individualista sobre el consumo del cannabis ha sido poco a poco más frecuente en el medio. Se ha empezado a tomar en cuenta esa necesidad que tenemos como personas de conocer nuestra esencia individual y al mismo tiempo, la satisfacción que produce compartir estados de indefensión y vulnerabilidad en comunidad. A mi parecer, esos estados de reflexión son un ejercicio importante pues a través de ellos se permite dirigir la voluntad de una forma más razonada y consciente.  La marihuana afecta la percepción de modo que se disminuye la noción de esa presión social a la que se encuentra sometido cada individuo en el día a día.

Es por ello que se han comprobado los efectos positivos que tiene en pacientes con depresión y ansiedad.

Además de lo anterior, los estados de introspección, serenidad y relajamiento que produce van estrechamente asociados con el desarrollo de la creatividad y es por ello que ahora se habla de todo tipo de experiencias relacionadas a su consumo, a decir de Jason Silva. No sólo en las artes (musicales, cinematográficas e inclusive culinarias) sino también en profesiones mucho más tradicionales y estrictamente analíticas (como debates y diálogos sobre temas jurídicos y políticos).

Jason Silva sostiene que el consumo responsable de la planta es una puerta hacia la libertad cognitiva, pues contribuye a cambiar la percepción del escenario y de esa forma, presentar nuevas soluciones a las condiciones retóricas iniciales. Esto, a mi parecer, es producto de esos estados de serenidad que permiten un análisis diferente sobre esas condiciones iniciales.

Existen muchas teorías sobre las verdaderas razones por las cuales se empezó a criminalizar (primero social y luego política y legalmente) el consumo de la marihuana. Sin embargo hay una que particularmente me llama la atención: según algunos, los efectos que suele causar no iban acordes a la filosofía imperante en aquel entonces, la de una sociedad progresivamente industrializada, donde la fuerza productiva se anteponía al deseo del desarrollo pleno de la personalidad[2].  Creo en que esos estados de introspección, serenidad y relajamiento son necesarios para construir nuevos paradigmas y aportar a la sociedad nuevas visiones en los diferentes espacios en los que cada persona participa.

Además, contribuyen a una relación más amigable, sincera y libre dentro de un círculo social.

No quiero decir con todo esto que el consumo de marihuana es la única opción para alcanzar estos estados de consciencia, sin embargo no se puede obviar que sus propiedades pueden colaborar en algunas personas para llegar a ellos. Los trabajos de personajes como Carl Sagan, Jason Silva y Steve Jobs son un claro ejemplo de ello, mientras que al mismo tiempo siguen inspirado a millones de personas alrededor del mundo para seguir en la construcción de un espacio mejor para todos.

Bibliografía:

[1] http://marijuana-uses.com/mr-x/ 

[2] Vale la pena revisar la conferencia de Sir Ken Robinson sobre el cambio de paradigmas en la educación pública. En ella se hace referencia al sistema educativo como un producto de esa noción industrializada de la sociedad (a partir del minuto 6:31, aunque a decir verdad, toda la conferencia es muy interesante).

Recomendaciones finales:

The future of marijuana legalization, Shots of Awe. En este video Jason Silva explica brevemente el momento histórico en el que nos encontramos con relación al tema. Muy recomendado!

Pass the kouchie de los Mighty Diamonds. Un clásico. A algunos inclusive les podrá sonar familiar. Con un tono agradable y relajado, se habla sobre la buena experiencia de compartir la kouchie en comunidad.

Imagen

About the Author
Related Posts

Cuando pensamos en desnutrición lo primero que se nos viene a la cabeza es la falta de alimentos y...

Por: María Fernanda Herrera La respuesta más común al por qué se estudia medicina seguramente es...

Sara Mux Cada vez existen más personas que migran de su territorio para poder buscar una mejor...

Leave a Reply