By Brújula
Posted: Updated:
2 Comments

Beto-Mayo

Foto por: Luz de Piña

José Alberto Barrera / Opinión /

Realmente es muy difícil encontrar de qué escribir en estos momentos. Cada día aparecen dos o más noticias de gran relevancia en la política pero, en realidad, la dificultad está en conectar puntos y analizar los acontecimientos y encontrar su por qué.

Entre otros acontecimientos, esto ha pasado en apenas cinco semanas:

  • Cinco manifestaciones pacíficas y multitudinarias (en cada una asistieron más de quince mil personas) en las que convergieron estudiantes, artistas, comunidad LGBTI, campesinos, empresariado, academia, punks e, inclusive, psicodélicos.
  • Más de cuarenta funcionarios públicos detenidos, en pleno proceso penal.
  • Renuncia de seis funcionarios públicos, dentro de los que se encuentra la Vice Presidenta de la República y ex Secretaria General del Partido Patriota y la del Ministro de Gobernación y Secretario General del PP.
  • Surgimiento de la Coordinadora Estudiantil Universitaria de Guatemala –CEUG– que es el movimiento estudiantil que reúne a la tricentenaria y rebelde universidad pública así como a muchas universidades privadas.

El edificio del gobierno se está desmoronando. La pregunta del millón: ¿por qué? Hay muchas posibles respuestas. Una de ellas es la mala asesoría del señor Presidente y de la ex Vice Presidenta en cuanto a su imagen pública y diplomacia. Los constantes comentarios cínicos, en especial de Roxana Baldetti, hacía que ellos mismos fueran perdiendo el respeto por la sociedad pero también por funcionarios públicos, agentes diplomáticos y figuras políticas del extranjero. Personalmente me molesta tan sólo recordarme de la poca seriedad que ella parecía dar a asuntos de interés social.

El señor Presidente tampoco se salva. Los hechos en los que más se denotó su poca preparación y liderazgo –que lo caracteriza según lo que él dijo para las elecciones del 2011– fueron la entrevista entre él y Fernando Del Rincón por el caso de genocidio en 2013 y la poca atención que le dio a las recomendaciones de importantes políticos norteamericanos. En el primer caso, levantando la voz e interrumpiendo al entrevistador, Otto Pérez Molina dejó dudas de la vinculación entre el Organismo Ejecutivo y el Ministerio Público. Un diálogo desastroso. El segundo caso vale la pena detenernos a examinarlo poco a poco.

Aunque no sea agradable aceptarlo, es un hecho que los Estados Unidos tienen una injerencia directa en la ejecución de la política regional, específicamente en Guatemala.

  1. John Kerry visitó a Otto Pérez Molina días después que él propuso una alternativa al combate contra el narcotráfico, a través de la legalización de algunas drogas. Un jalón de orejas bastó para que echara atrás su plan. Sin embargo, cabe mencionar que la disminución en decomiso de drogas y el desmantelamiento de estructuras de corrupción dentro de la Policía Nacional Civil no agradó para nada al Tío Sam.
  2. Cuatro congresistas estadounidenses visitaron Guatemala para dar algunas recomendaciones, a las que, no está demás señalar, no acató Otto Pérez Molina. No se trataba de congresistas electos al azar. El rescate de la institucionalidad de un país, el combate a la corrupción y despotismo, así como la búsqueda por un Estado de legalidad son algunos de los perfiles de ellos. Ellos recomendaron al gobierno la continuidad de la Fiscal General Claudia Paz y Paz. Las Comisiones de Postulación, fuertemente señaladas por sus vínculos con el oficialismo, escogieron como nueva Fiscal General a Thelma Aldana.
  3. El oficialismo, a través de uno de sus agentes más importantes, el diputado Gudy Rivera, negoció la colocación de magistrados en puestos clave para asegurar el margen de impunidad con el que contaría los numerosos brazos de corrupción que, junto con una fuerte influencia de esquemas de inteligencia, caracterizaron al gobierno de Otto Pérez Molina.
  4. Como último punto, Joe Biden recomendó a Otto Pérez Molina la continuidad de la CICIG. El señor Presidente, en un berrinche por la soberanía descartó tajantemente la prolongación del plazo de la CICIG. Como sabemos, semanas más tarde tuvo que cambiar de decisión.

Por ello resulta lógico pensar que, por presión política, quien asume el cargo de Ministra de Gobernación fue quien lideró el Viceministerio con mayor relación con la DEA y el gobierno norteamericano.

¿Qué toca?

Una alternativa que se ha repetido en todos los movimientos que han conseguido cambios tangibles y trascendentales en la historia de la humanidad han tenido un alto nivel de comunicación, participación y unidad. La comunicación la tenemos en todas partes, ningún problema. La participación parece estar floreciendo. Aprovechemos los espacios en los que nos desenvolvemos y ejercitemos la empatía para tener siempre presente un pensamiento crítico y comunitario, no únicamente personal.

Universitarios que están apoyando a la CEUG: felicitaciones. Los que están por incorporarse a la comunidad universitaria, así como a los que aún no se han decidido por participar: sean bienvenidos. Hace falta mucha historia por escribir, corramos la voz.

Recomendación final: The Poor Man Feel It de Peter Tosh. El #CasoIGSS tiene un elemento de particular indignación: las muertes de varios pacientes a causa de una política guatemalteca sin aspiraciones ni objetivos. Estos pacientes acuden al IGSS pues no cuentan con el dinero necesario para ir a un hospital privado, es decir, el IGSS es su único chance de sobrevivir y seguir trabajando para ganarse la vida. Qué lamentable es pensar que la política parecería ser únicamente un oficio y no un compromiso por el bien común. Al final, quienes más sufren de la inestabilidad en el país son los pobres. Guatemala está perdiendo a sus hijos porque los responsables de mantenerlos prefieren tener fincas, lamborghinis, motos, viajes y, por supuesto, más poder.

About the Author
Related Posts

En los últimos días he reflexionado acerca de lo aleccionador que ha sido este año. A decir verdad...

“Ningún proyecto de iglesia, social o político puede construirse al margen de los jóvenes”...

Estamos a menos de dos meses para que Jimmy Morales deje la presidencia y se termine la Legislatura...

2 Comments
 
  1. Avatar
    Horacio René Enriquez / 31/05/2015 at 17:39 /Responder

    Todas esas actividades deberían ser consideradas como actos subversivos en contra del Estado de Guatemala, aunque el mismísimo embajador de los Estados Unidos llamase a manifestar, nadie debería de ir a esas manifestaciones y todos debiésemos quedarnos en nuestras casas y hacer caso omiso ignorándolos, ellos lo único que quieren es ENGAÑARLOS.

    Así también todos los guatemaltecos deberíamos de rechazar cualquier fe, todas las religiones dicen puras mentiras, nosotros necesitamos convertirnos en un Estado Secular pero a la vez HUMANISTA que ponga al Ser Humano como el centro de TODO, el sueño de Leonardo Da Vinci; todo eso de cielos, infiernos y purgatorios es la pura imaginación de frailes, que los mantenían aislados del exterior por órdenes del Vaticano, condenados de por vida a permanecer en sus monasterios en contra de su voluntad, y si se negaban muy posiblemente los quemaban vivos, hahaha y los acusaban de herejes, hahaha.

    DPI 1678 73679 0101
    Carnet de la URL 1075407

    • Avatar
      Juan Carlos Hernández Díaz / 05/06/2015 at 16:55 /Responder

      Que raro ese comentario, no me dice nada, no hay ideas claras, no se que quiso decir, de pronto llama hasta subversivos a los EEUU. ¿Qué es esto? Se pasa de un tema político a uno religioso sin hilación. ¿Qué tipo de espécime escribió esto? ¡¡OJO!! No vale la pena hacer ningún comentario. Puede ser un señuelo. Abstenganse de opinar.

Leave a Reply