By Brújula
Posted: Updated:
6 Comments

Andrea Recinos
Corresponsal

Primer día de la “U”.  En realidad, mi primer día en la U fue hace cuatro años. ¡Ay! Cómo lo recuerdo… Como no hice el llamado Pre-U, ese primer día no conocía a nadie (una que otra compañera del colegio, que la verdad no mucho ayudaba), no conocía muy bien la U y todavía me perdía entre los edificios; costaba encontrar parqueo y yo estaba empezando a manejar.  Ahora que lo pienso no tuve el mejor de los inicios en la U pero esto no evitó que se pusiera mejor con el paso del tiempo.  En los semestres siguientes hice bastantes amigos, mis clases me gustaban, me iba bien y empecé actividades extracurriculares dentro de la universidad.  Podría decir que mi vida estaba hecha.

Hasta que en las vacaciones del año pasado, la palabra trabajo empezó a rondar mi cabeza y con ello, nuevos cambios que no estaba segura de hacer y decisiones que no sabía si estaba lista para tomar.  Creía que ya era hora de empezar a buscar experiencia laboral y para esto tenía que trabajar de día y estudiar de noche.  Entonces, sin mucho pensarlo el día de las asignaciones elegí la jornada vespertina y lo mismo con el parqueo. Después de unos cuantos clicks después ya no había marcha atrás.

16 de enero. 17:30 horas. Primera clase del año. Jornada vespertina. Primer día de U, segunda parte.

Llegué a la U, encontré parqueo rápidamente, habían pocos estudiantes en los pasillos y hacía falta el característico bullicio de muchos estudiantes hablando en los pasillos, caminando o simplemente haciendo relajo.  Un panorama totalmente diferente al que se vive por la mañana. Entré a mi clase y tomé asiento.  Poco a poco fueron desfilando por la puerta los que serían mis nuevos compañeros de clase, de los cuales no conocía a ni uno.  Algunos venían apurados del trabajo y con ropa formal, otros con cara de cansancio, otros optimistas y unos cuantos entraban con su grupo de amigos ya formado.  Sin duda un escenario diferente a los últimos seis semestres de mi carrera; sin embargo, eso no quiere decir que no vaya a disfrutarlos.

Al igual que yo, muchos alumnos están pasando por la transición de estudiar “del día a la noche”, por lo que les dejo unos pequeños consejos para sobrevivir a la nueva aventura:

  1. No te desanimes: Puede ser que no conozcas a nadie en tu salón de clases o en toda la U pero no lo tomes como algo malo; míralo como una oportunidad para conocer nuevas personas y hacer amigos.  Sonríe y muéstrate amigable.
  2. Date tiempo: Concédete el tiempo para adaptarte, tanto al nuevo horario como a tu nueva rutina y todo lo que eso conlleva: amigos diferentes, licenciados, horas de comida, incluso nuevo horario de sueño.
  3. Aprovecha: Date la oportunidad de aprender de otras personas y conocer otros estilos de vida.  Esto puede ayudarte cuando te toque a ti, ver como los demás lidian con trabajar y estudiar al mismo tiempo, en cómo hacen le hacen para reunirse en sus grupos, tener tiempo para ellos, sus familias y parejas, sin morir en el intento.
  4. Se optimista: Los cambios cuestan al principio, solo es de aceptarlos y disfrutarlos para sacarle el mayor provecho a las situaciones.

¡De todas  las experiencias se aprende!

About the Author
Related Posts

En los últimos días he reflexionado acerca de lo aleccionador que ha sido este año. A decir verdad...

“Ningún proyecto de iglesia, social o político puede construirse al margen de los jóvenes”...

Estamos a menos de dos meses para que Jimmy Morales deje la presidencia y se termine la Legislatura...

6 Comments
 
  1. Avatar
    Mariajose / 21/01/2012 at 13:37 /Responder

    woo a mi me pasa casi lo mismo!! y me ta costando adaptarme y pense que era la unica que pensaba que ya nada ib a aser igual!!! jeje

    me gusto mucho este articulo!! y creo que tambien me va a ayudar!!

    jaja gracias!

  2. Avatar
    Ita Recinos / 24/01/2012 at 13:13 /Responder

    🙂 Que bueno que te haya dado un poco de aliento mi articulo, los cambios cuestan al principio pero luego llegas a disfrutarlos e incluso agradecerlos 😛

  3. Avatar
    Kris... / 02/02/2012 at 21:18 /Responder

    eso de las palabras de aliento ayudan!!!
    que bueno que se publicó este artículo!!!
    muy buena redacción…
    🙂

  4. Avatar
    Fernando Martínez / 04/02/2012 at 11:48 /Responder

    Es extrañísimo ir de noche a la universidad! Aunque ya pasaron una cuantas semanas, el llegar de a la hora en que los años anteriores había estado saliendo se siente raro.
    No solo eso sino que hasta ahora toda mi vida había sido estudio en la mañana, tareas en la tarde. Ahora que es tareas en la mañana y estudio en la tarde mi cabeza no termina de entender que hay que reorganizarse.
    El menos todo se pasa con amigos y uno se la pasa bien.

    Una de las cosas más placenteras es que hay mucha menos gente, todo está más tranquilo.

  5. Avatar
    Erika / 08/02/2012 at 13:27 /Responder

    a la juroo que a lo personal, la noche no es mi ambiente, estudié un semestre en esa jornada y a la, ya no másss… todo es otro ambiente.. o sea no cambio la mañana.

  6. Avatar
    Alejandro Fajardo / 13/02/2012 at 22:54 /Responder

    Esto pasa en la mañana : empezando alas 6:30 el hoyo ya está llenándose, si te pasaste de esa hora de entrada mejor tené paciencia en el Boulevar Vista Hermosa y Landívar, los pasillos lleno de chavas y chavos mantenidos (dejémonos de cuentos), encontramos a más de alguno safado del curso y otros desfilando su ropa nueva o carro del año acelerándolo hasta gastar el galón de gas, cero formalidad en la mañana es mas si te miran de planta que trabajás de fijo sos el que todo mundo te quiere copiar tareas exámenes jaja, y ya son las 12:00 y el R hasta la ma….. . Esto pasa en la noche: llegas y el parqueo FULL cansado del work le haces ganas de caminar desde la grama del hoyo hasta el TEC en algunos casos jaja, la gente entra tipo 6 y ya los lics ni dicen nada, unos entacuchados con maletas y las chicas lindas bien formalitas, la hora de las 7 fijo que te da hambre y de fijo compráas porque es hora la cena y seguís cansado que poca mara aguanta el curso de las 7:30 cuando entras ya se fue la mitad de la clase jaja, (PERDON SI OFENDI A ALGUIEN O SE SINTIO ALUDIDO NO FUE MI INTENCION).

Leave a Reply