Por: Gabriela Campos

¿Cómo soñar en una región
en dónde apenas se puede existir?

Repudio a las generaciones pasadas
instándonos a ser mártires

Desacato cualquier orden de arriba
mi casa es donde estes vos y quienes vibran

Siempre me verán llorar, este aquí o allá
porque anhelo dignidad y justicia

Porque soy hija de la chingada
y no lo olvido; lo reivindico

Hemos dado tanto amor que desangramos
por eso la depresión tropical no cesa.

Compartir

Otros artículos de interés