By Brújula
Posted: Updated:
0 Comments

Por: Mayid Alegría

En los últimos meses algunos diputados del Congreso de la República de Guatemala han tomado decisiones ajenas a los intereses de la sociedad. Están dispuestos a hacer sus últimos movimientos puesto que no tienen más que perder (ni la vergüenza, si es que en algún momento la tuvieron).

En primer lugar, el 24 de septiembre del año en curso, 82 de los 158 diputados que integran el Congreso de la República, aprobaron un acuerdo legislativo que le dio vida a una comisión para investigar las actuaciones de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

La comisión “anti-cicig”, como algunas personas le han denominado, quedó integrada por cinco diputados: Luis Pedro Álvarez  (independiente), Manuel Conde (PAN), Luis Hernández Azmitia (MR), Juan Ramón Lau (TODOS) y Aníbal Rojas (VIVA). De los cinco diputados, sólo dos estarán en la próxima legislatura (2020-2024) y la comisión “anti-cicig” estará en funciones hasta el 10 de enero de 2020, lo que nos indica que es una comisión de carácter exprés con la misión única y exclusivamente de defender intereses particulares debido a la naturaleza de la comisión, la procedencia de los partidos que representan y el actuar de cada uno de sus miembros.

En segundo lugar, en los últimos días un grupo de diputados sin calidad moral suficiente, se reunió con el propósito de destituir al procurador de los Derechos Humanos (PDH), Jordán Rodas (lejos de ser la voluntad de la ciudadanía). Poco más de cincuenta diputados firmaron una carta en donde expresan su intención de destituir al PDH. Esta acción es sospechosa y genera cierta suspicacia debido a que tiene como antecedentes: la buena gestión del procurador la cual está siendo percibida como buena por la mayoría de la población y rechazada por la administración del Organismo Ejecutivo y Legislativo; anteriormente, se adjudicó al Diputado Juan Manuel Giordano de FCN a la Comisión de Derechos Humanos, posteriormente empezó a expresar los verdaderos intereses del por qué fue designado para dicha comisión.

No es la primera vez que intentan destituir al procurador Jordán Rodas, en 2018 se dio el primer intento, sin embargo, este quedó archivado.

Por otra parte, los recursos legales no se hicieron esperar y se presentaron tres a la Corte de Constitucionalidad. El 7 de octubre la Corte de Constitucionalidad informó sobre el amparo provisional otorgado a las partes que habían accionado en contra de la comisión “anti-cicig”, el cual dejaba en suspenso (temporalmente) las actuaciones de dicha comisión que “analiza” lo actuado por Cicig. No obstante, los diputados de forma cínica declararon que van a seguir escuchando a las “víctimas” a título personal, no como comisión.

Todo el actuar antes mencionado por parte de los congresistas, es una clara muestra de estar dispuestos a dar todo con tal de ejecutar intereses contrarios a los de la sociedad guatemalteca y de cierta forma garantizar algunos “beneficios” que perderán el 14 de enero de 2020. Varios de los diputados que han apoyado estas decisiones lo han hecho sin problema alguno, ya que para algunos las Elecciones Generalas del año en curso significó el fin de su carrera política o por lo menos el retraso de la misma, dado que de nuevo la ciudadanía se está sumando año con año; más consciente de la realidad, preocupada por los problemas de su país y que anhela una mejor Guatemala. En consecuencia, la ciudadanía no estaría dispuesta a emitir un voto a favor de partidos políticos en donde se encuentren participando estas personas.

Qué no nos sorprendan, en los próximos días van a seguir con una agenda que retrocede y garantiza impunidad para algunos.

No todo está perdido, la próxima legislatura (2020-2024) se ve un tanto prometedora a causa de las Elecciones Generales 2019, en donde quedaron electos 105 diputados nuevos aproximadamente, es decir, el Congreso de la República estará integrado por 65% de nuevos diputados. Tendrán mucho trabajo por hacer y como sociedad debemos respaldar a las bancadas nuevas para que puedan ejecutar sus proyectos en beneficio de las guatemaltecas y los guatemaltecos.

About the Author
Related Posts

 Por: Cris Figueroa   Con la ligereza de una libélula  te desprendiste de una flor blanca que te...

En los últimos días he reflexionado acerca de lo aleccionador que ha sido este año. A decir verdad...

“Ningún proyecto de iglesia, social o político puede construirse al margen de los jóvenes”...

Leave a Reply