By Brújula
Posted: Updated:
0 Comments

einstein1

Luis Arturo Palmieri/ Opinión/

Dejarás de hablarme cuando te lo pida; saldrás de mi dormitorio o de mi estudio inmediatamente sin protestar cuando te lo pida”. Aunque no lo crean, esas fueron dos de las condiciones que Albert Einstein le impuso a su primera esposa, Mileva Marić, para seguir viviendo en la misma casa con ella y con sus hijos.

La biografía de Einstein es una de las más interesantes obras con las que me he topado.

Actualmente estoy leyendo la que escribió Walter Isaacson que se llama: “Einstein – su vida y su universo”. El libro está tan lleno de datos curiosos que simplemente no me puedo permitir quedármelos para mí. Y en aras de que estaremos relajados por el asueto del 15 de septiembre, nada mal nos cae una lectura liviana.

  • A Einstein le ofrecieron ser el primer presidente de Israel, pero lo rechazó.
  • Cuando se graduó de la universidad, Einstein quería un puesto académico (aunque fuera de auxiliar), el cual se tardó 9 años en conseguir puesto que lo rechazaron muchas veces. Durante esos 9 años lo rechazaron incluso para ser profesor de secundaria.
  • Siendo profesor acostumbraba a invitar a sus alumnos a tomar café después de clases.
  • Einstein fue apátrida (careció de nacionalidad) por 4 años.
  • A los 32 años tenía 3 nacionalidades (alemán, suizo y austrohúngaro). En 1940 le dieron la ciudadanía estadounidense.
  • De pequeño Einstein fue rebelde, inconformista, impertinente, curioso, apasionado y con una gran aversión hacia la autoridad. Muchos profesores sentían un gran desprecio por Einstein.
  • Era una persona solitaria, pero también tuvo muy buenos amigos. Decían que su personalidad era una alternancia entre aislamiento y extroversión.
  • Einstein fue fuertemente discriminado (era un joven judío en la Alemania de principios del siglo XX).
  • Einstein tuvo una hija –fuera de matrimonio- con quien posteriormente sería su primera esposa (Mileva Marić), pero nunca la conoció y nadie sabe qué hizo Mileva al final con la niña. Se intuye, de la lectura de ciertas cartas, que la dio en adopción a una amiga.
  • Para convencer a Mileva Marić de que le diera el divorcio, Einstein, que estaba seguro que algún día ganaría el Premio Nobel, le ofreció cederle el dinero del premio en su totalidad. Marić aceptó y, años después, Einstein ganó el premio y cumplió con su promesa.
  • El Senado de Estados Unidos hizo una sesión para debatir la teoría de la relatividad de Einstein.

Las condiciones que Einstein impuso a su esposa, Mileva Marić, para seguir viviendo con ella en la casa, luego de que su matrimonio estuviera casi destruido, fueron:

[toggle_box title=”Las condiciones que Einstein impuso a su esposa, Mileva Marić, para seguir viviendo con ella en la casa, luego de que su matrimonio estuviera casi destruido, fueron:” width=”Width of toggle box”]

A) Te encargarás:

  1. De que mi ropa y mi colada se mantengan en orden;
  2. De que reciba regularmente mis tres comidas en mi habitación;
  3. De que mi dormitorio y mi estudio estén siempre limpios, y especialmente de que mi escritorio quede para mi exclusivo uso.

B) Renunciarás a todas las relaciones personales conmigo en tanto estas no sean completamente necesarias por razones sociales. En concreto, habrás de renunciar a:

  1. Que esté junto a ti en casa;
  2. Que vaya de viaje contigo.

C) Obedecerás los siguientes puntos en tus relaciones conmigo:

  1. No esperarás ninguna intimidad de mí, ni me harás ningún reproche;
  2. Dejarás de hablarme cuando te lo pida;
  3. Saldrás de mi dormitorio o de mi estudio inmediatamente sin protestar cuando te lo pida.
  4. No me menospreciarás delante de nuestros hijos, ni con palabras ni con tu comportamiento.

[/toggle_box]

  • La esposa de Einstein aceptó los términos anteriores. (Recomiendo leer el libro para contextualizar, no solo la época donde vivían sino la relación y el modo de ser de Marić).
  • Einstein se casó con su –doblemente- prima (el papá de ella era primo carnal del papá de Einstein; y la mamá de ella era hermana de la mamá de Einstein) Elsa Einstein.
  • Einstein tocaba violín para pensar y acostumbraba a leer, aparte de cuestiones científicas, libros sobre Filosofía.

Albert Einstein amplió los horizontes del mundo científico, fue un revolucionario que desde una oficina de patentes en Suiza nos regaló, desde el entendimiento de cómo funciona un simple átomo, hasta el entendimiento de los fenómenos del universo. Y me parece que su aporte para el mundo no se agota en el tema científico. Su vida en sí misma nos ilustra qué y cómo fue el siglo XX y sobre todo, nos deja observar la naturaleza humana desde una perspectiva distinta.

Hay muchos datos más que se incluyen en el libro y que quisiera compartirles, pero para ello los invito el día martes 20 de septiembre a Sophos de Fontabella a las 7:00PM, en donde discutiremos este libro y la asombrosa vida de Einstein.

Toda persona que quiera llegar a saber un poco más de Einstein y de su universo, está cordialmente invitada.

Imagen

About the Author
Related Posts

**para comprender esta columna, usted tiene que entender el uso de la ironía y el sarcasmo como...

Desde Tik Na´oj consideramos importante la implementación de la interseccionalidad en nuestros...

Todos los días estamos negociando, aun cuando no nos damos cuenta, el día está lleno de elecciones...

Leave a Reply