By Mayid Alegria
Posted: Updated:
0 Comments

El 20 de octubre de 1944, un movimiento militar y civil, saltó a las calles para ponerle fin a los regímenes dictatoriales que se habían gestado en Guatemala, iniciando por el régimen del General Jorge Ubico y los primeros pasos del militar, Federico Ponce Vaides; en ambos gobiernos imperó la explotación, la tiranía y la ausencia de libertades humanas. Fue así como se gestó la rebelión encabezada por civiles, universitarios y una división militar de progresistas.

La Revolución de octubre de 1944, marcó el inicio de un período que modificó las estructuras del Estado, iniciando por las acciones de la Junta Revolucionaria de Gobierno, integrada por: el Mayor Francisco Javier Arana de 39 años, el civil Jorge Toriello de 35 años y el Capitán Jacobo Árbenz Guzmán de 31 años de edad; posteriormente con los seis años del Gobierno del Dr. Juan José Arévalo y finalmente con el Gobierno del Coronel Jacobo Árbenz, el cual fue interrumpido el 27 de junio de 1954.*

En ese sentido, estimo oportuno hacer una breve reseña sobre los logros alcanzados por la Revolución de octubre, de tal manera que las nuevas generaciones tengan conocimiento de la relevancia que tiene este acontecimiento histórico, debido a que muchos de los logros alcanzados en esos años, siguen vigentes.

La Junta Revolucionaria inició a modernizar al Estado en menos de cinco meses, uno de los principales cambios y que a la larga fundó las bases para los gobiernos posteriores, fue la convocatoria a una Asamblea que tuviera la ardua tarea de elaborar una nueva Constitución. Es preciso indicar que, según la historia del Derecho Constitucional guatemalteco, este órgano encargado de redactar la nueva Constitución, estuvo integrado por ciudadanos notables de ese momento y jóvenes egresados de la universidad, que resultaron electos. Dentro de la Constitución de 1945** les puedo mencionar:

  • La división en tres poderes de Estado.
  • Se modifica la estructura jerárquica del Ejército, creando la Jefatura de las Fuerzas Armadas y el Consejo de la Defensa Nacional. Dicha figura dotaba de excesiva autonomía al Ejército.
  • Se otorga la autonomía a la Universidad de San Carlos de Guatemala. Sin embargo, estimo oportuno resaltar que antes de ser reconocida la autonomía universitaria en la Constitución, la Junta Revolucionaria emitió el Decreto N° 12, mismo que entró en vigencia el 1 de diciembre de 1944, a través del cual se otorgaba esa calidad de régimen autónomo.
  • Por primera vez en la historia del derecho guatemalteco, se crea la figura de la interpelación a los Ministros de Estado.
  • Se reconoce a la mujer como ciudadana y en consecuencia, puede ejercer su derecho a voto. Lamentablemente este derecho humano se vio limitado, ya que se le negaba a la mujer analfabeta.
  • Por tener una carga sumamente social, se forjan las bases de la seguridad social, empleo y educación para los ciudadanos.
  • Se dota a las municipalidades de autonomía, del mismo modo, se establece la división de los departamentos; la cual sigue siendo la misma hasta nuestros días.

Para algunos abogados constitucionalistas, la Constitución de 1945 ha sido una de las más avanzadas y democráticas que ha regido a Guatemala. No obstante, a pesar de las cargas sociales y avances que se dieron en distintas materias, es de mencionar la limitación para el voto de la mujer.

Finalmente, la Junta Revolucionara logró fundar las bases necesarias en tan poco tiempo, para introducir al país en una era llena de aspiraciones democráticas, sociales, económicas, políticas y humanas. En el año de 1944, también se celebraron las elecciones presidenciales para dirigir el destino del país, dentro de algunas personas notables, de varias posibles candidaturas, surgió la postulación del Dr. Juan José Arévalo, ilustre pedagogo que residía en Argentina; al ingresar a Guatemala, fue esperado con entusiasmo por grupos políticos, sindicatos, estudiantes y civiles. Las elecciones se celebraron del 17 al 19 de diciembre de 1944, en dicha fiesta cívica resultó electo el Dr. Arévalo, con un abrumador resultado; ya que por primera vez en la historia de Guatemala, un candidato obtenía el 85% de los votos.

 

Related Posts

Por: María Rosa Reyes Hoy los llevaremos a un viaje, un día en las cocinas de familias rurales del...

Sé que hay temas más importantes que este, pero creo necesario abordar algo que en las últimas...

Por ASOCEM La desnutrición infantil en Guatemala, es una problemática que aqueja a uno de cada dos...

Leave a Reply