By Tik Naoj
Posted: Updated:
0 Comments

Resulta casi increíble considerar el avance tecnológico y científico que gira en torno a la fabricación de alimentos. Pero, ¿sería posible la intervención de la  mecánica cuántica, la ingeniería en alimentos y la termodinámica intervenir en dicho proceso alimenticio?. Considerándolo como un mecanismo para promover cambios estructurales para la mejora de las propiedades de los alimentos. Esto nos dejaría con la duda entonces de ¿qué ocurriría con los transgénicos?

El referirse a los transgénicos podemos hablar que son Organismos Genéticamente Modificados en los cuales existe un intercambio de genes con especies distintas, pero no se trata únicamente de un mero intercambio de genes, sino la construcción de un nuevo gen o una nueva especie en la cual es posible la utilización de bacterias y virus para su elaboración.

Los alimentos transgénicos forman parte de la actual realidad del modelo agrícola, insertando semillas que contaminan las especies vegetales de la agricultura tradicional. A diferencia de las propuestas de la mecánica cuántica en pro de mejorar las propiedades de los alimentos, los transgénicos por su parte contribuyen con un sinfín de desastres ecológicos, impactos y daños en la salud por sus carentes propiedades vitamínicas y a su vez perjudican el trabajo tradicional de los agricultores, sin mencionar otras repercusiones negativas que producen.

Con ello es posible observar las características productivas y de desfase entre los alimentos tradicionales y los alimentos transgénicos que en la actualidad se intentan introducir a la economía guatemalteca y que inherentemente son consumidos en grandes cantidades sin que los consumidores lo noten.

Puede notarse claramente una lucha entre la economía natural y la industria de transgénicos. Rosa Luxemburgo define la economía natural como aquella que sirve para la producción y el consumo propio. La economía y producción agrícola campesina se ve amenazada por un nuevo proceso de industrialización por parte del capitalismo, que posee objetivos económicos que velan por la lucha en contra de la economía natural. No obstante, los avances de la tecnología podrían relegar estos organismos y convertirlos en comida rancia. 

Como menciona Castro la cocina del futuro se basará en la mecánica cuántica, “la comida que ayer se diseñaba para corregir las deficiencias nutricionales. La del mañana estará dirigida a prevenir problemas de salud antes de que los síntomas de enfermedades aparezcan y ofrecerá beneficios más personalizados a los consumidores”.

Esta frase resalta el surgimiento de nuevas ciencias y tecnologías como es el caso de la mecánica cuántica, determinando las propiedades de la materia y el modelo termodinámico que pretende estudiar el producto de las mezclas a nivel cuántico en la fabricación de alimentos que puedan ser nutritivos y corregir las deficiencias nutricionales que en la actualidad se padecen, por ende, los transgénicos serán la comida del ayer.

 

Fernanda Larrazabal Leche

About the Author

MISION:
Somos un grupo, que brinda herramientas analíticas para fomentar una visión crítica en temas relacionados a pueblos indígenas, juventud, participación política y proyectos sostenibles.

VISION:
Contribuir al establecimiento de grupos de actores que incidan políticamente en los contextos en que se desenvuelven.

OBJETIVO:
Empoderar a la juventud a través de conocimientos para incidir política, social, económica y culturalmente en sus contextos.

Related Posts

Por: María Rosa Reyes Hoy los llevaremos a un viaje, un día en las cocinas de familias rurales del...

Sé que hay temas más importantes que este, pero creo necesario abordar algo que en las últimas...

Por ASOCEM La desnutrición infantil en Guatemala, es una problemática que aqueja a uno de cada dos...

Leave a Reply