ESTRELLA

Isaías Morales/ Corresponsal/

La presentación del “Informe del Segundo Año de Gobierno” presentado por el Presidente de la República el 14 de enero de 2014, terminó en un hecho que ha  tomado opiniones divididas en las redes sociales: una mujer interceptó y lanzó polvo blanco en el rostro a la vicepresidenta Roxana Baldetti, expresando de esta forma -según ella- su malestar hacia la administración del binomio presidencial.  Más allá de lo que sucedió, no cabe duda que a los guatemaltecos nos interesa el protagonismo, más que aportar soluciones.

¿Es falta de respeto hacia la vicepresidenta? Por supuesto, porque nada justifica agredir o burlarse de un funcionario, sin importar que sea el más ineficiente que se haya visto. ¿Podía esta mujer expresarse libremente como cualquier ciudadano? Absolutamente, pero existen formas de expresarse y si se pretende encontrar una salida a la problemática del país, esa medida no lo logrará.

Si realmente queremos prosperar, debemos dejar de buscar víctimas o culpables.

Lo que sí es una falta de respeto, es que sigamos buscando protagonismo, que seamos parte del show. La solución real, es dejar de ser parte del show y ser verdaderos ciudadanos que sumen y aporten a Guatemala, que no pretende ver más de lo mismo.  No veamos el problema tratando de victimizar a una sola persona. En realidad lo que nos interesa es sacar conclusiones de los dos años del actual gobierno. ¿Cuántos de los medios tradicionales analizaron sobre el informe presentado por el Presidente? ¿Cuántos hablaron de las propuestas concretas para encontrar una vía a la situación actual?

Nos encanta sacarle chiste, burla, o crítica a todo, pero ¿qué estamos haciendo realmente para transformarnos a nosotros mismo y transformar nuestro entorno?. Porque es fácil hablar y hablar sobre el “desgobierno actual”, sobre la “falta de respeto de una ciudadana hacia la vicepresidenta”, es fácil tener una opinión sobre lo que queramos; sin embargo, ¿estamos pensando más allá de lo que se está viendo, de lo que nos están enseñando, más allá del show?

Compartir

Otros artículos de interés