By Brújula
Posted: Updated:
0 Comments

Aubrey Guillén/ 

Estamos tan acostumbrados al amarillismo de la prensa que creemos que Guatemala “es el peor país para vivir”, lo cual, lejos de solucionar toda la problemática social, agrava e insensibiliza a la población en el deseo de trabajar por un mejor país.

Para nadie es novedad que las redes sociales tienen un rol significativo hoy en día, en cuanto a la formación de criterio se refiere. Hace unas semanas, me encontraba en una red social y miraba las publicaciones de un profesional, importante mencionar esto último porque él es del 4% de privilegiados que tuvieron o tienen acceso a la educación superior, por lo que, en teoría –ojo, teoría dije- su visión del mundo es un poco más aguda, que la de otras personas o bueno al menos así debería de ser.

Dentro de sus publicaciones se encontraba una donde se quejaba de lo difícil que era vivir en Guatemala, alguien muy cercano a mí, le reprochó lo siguiente: “no se trata de vivir en Guatemala, se trata de vivir Guatemala”. Para serles honesto, ese comentario impactó de sobremanera en mí, y me puse a pensar qué pasaría si todos, los cerca de 17 millones de guatemaltecos, vivimos Guatemala en lugar de simplemente vivir en ella.

Creo que las cosas sin duda alguna, estarían mejor.

Pero para vivir Guatemala hay que conocerla, y no sólo territorialmente, como algún candidato alguna vez dijo que había recorrido ya más de 30 veces el país. Ojo, no nos perdamos en esto, vivir Guatemala es más que conocer los 340 municipios ubicados en los 22 departamentos de nuestro territorio nacional.

Vivir Guatemala es ser consciente de que como país tenemos grandes carencias, vivir Guatemala es saber, que según datos de la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (ENCOVI) 2014, el 59.3% de la población se encuentra en pobreza. Supongamos que estos datos por carecer de actualización hayan mejorado un 4%, a pesar de ello más del 50% de la población es pobre. Vivir Guatemala es velar porque el Estado cumpla con su deber estipulado en el artículo 2 de la Constitución  y asegure el desarrollo integral de la persona humana.

Otra de las realidades que no podemos obviar, es que vivimos en un país diverso (le guste a quien le guste), en donde es un mandato que todos puedan llevar a cabo sus costumbres y vida de la forma en que deseen, siempre y cuando, claro está, se respete la  Constitución Política de la República de Guatemala y todas las leyes ordinarias. Por lo que, vivir Guatemala es tener respeto a la diversidad cultural, étnica y social, tal como lo establece el artículo 4 constitucional.

Uno de los males que más atañe a nuestro país es la corrupción. Ese se podría decir que es el principal mal que nos tiene en las situaciones lamentables actuales. Vivir Guatemala no es venir y criticar o tildar a todos de “corruptos”, vivir Guatemala es ser ejemplo y actuar apegado a la ley, con principios éticos y morales inquebrantables que día a día nos guíen en el buen actuar y vivir. 

En fin, creo que es tiempo que los guatemaltecos honestos vivamos Guatemala.

Únicamente juntos podremos sacar adelante a nuestro país y esto se logrará no viendo la paja en el ojo ajeno, sino viendo la paja en el ojo propio día a día y cambiando nosotros mismos, para poder ser agentes de cambio posteriormente, por eso y más ¡vivamos Guatemala!

Imagen: Perhaps you need a little Guatemala/ Roberto Destarac

About the Author
Related Posts

Por Adela Sagastume En este momento definitivamente pensaste en cursos como Anatomía, Fisiología,...

El covid-19 (Coronavirus) es un virus sumamente contagioso, detectado en Asia a finales de 2019 y...

Las razones de miles de personas para organizarse en caravanas e intentar llegar a Estados Unidos,...

Leave a Reply