By Tik Naoj
Posted: Updated:
0 Comments

Por: Sara Mux/integrante Tik Na´oj

Con mayor frecuencia se considera que el sistema penal es el ideal para resolver los problemas sociales, principalmente los relacionados a la violencia, sin embargo,

es necesario analizar y fortalecer los sistemas de justicia en los países con altos índices de violación a derechos y Guatemala no está exento de ello.

En muchas ocasiones, esta mirada única de la justicia punitiva, tiene una buena aceptación en las sociedades más vulnerables; porque están asociadas a las políticas de “mano dura”, dejando por un lado una justicia integrativa y reparadora.

 

La justicia penal está sustentada sobre argumentos poco sostenibles, ofreciendo protección y la preservación de la moral, sin embargo, en sociedades como Guatemala están basadas en el sistema patriarcal, racista y opresor, que se sustentan en la desigualdad, en la discriminación por etnia, identidad de género, ubicación geográfica, discapacidad y edad.

 

Es necesario analizar y profundizar sobre este accionar del actual sistema de justicia, sobre todo porque necesitamos que la violencia se analice desde una óptica más amplia, para que se pueda combatir atendiendo las causas estructurales, sistemáticas e históricas.

 

Existe un caso de justicia transicional de relevancia nacional e internacional, que se llevó ante los tribunales de justicia de Guatemala; es el caso Sepur Zarco, en el que mujeres indígenas denunciaron las violaciones sistemáticas y esclavitud sexual a manos de los militares.

Las resoluciones de este caso están basadas en la condena de un militar y un ex comisionado militar de la década de los 80’s, pero sobre todo la concesión de 18 medidas de reparación para las sobrevivientes y su comunidad, como lo es educación para las niñas y niños de su comunidad, el acceso a la tierra y territorio, una clínica para la atención sanitaria, garantías de no repetición de los hechos y un conjunto de medidas que puedan poner fin a la pobreza extrema en la que están inmersas.

 

Este caso es un reflejo de cómo la justicia puede ser reparadora y transformadora para la sociedad, no solamente enfocada en la víctima sino en el conjunto social.

 

En múltiples ocasiones, el sistema penal se sustenta en leyes que a su vez violenta los derechos. Por eso se vuelve necesario seguir impulsando acciones de sensibilización para los operadores de justicia y la sociedad. Los impactos que puede crear la justicia basada en la reparación y generación de transformaciones sociales son importantes, por ello es necesario seguir debatiendo, analizando y generando propuestas para buscar el bienestar social.

About the Author

MISION:
Somos un grupo, que brinda herramientas analíticas para fomentar una visión crítica en temas relacionados a pueblos indígenas, juventud, participación política y proyectos sostenibles.

VISION:
Contribuir al establecimiento de grupos de actores que incidan políticamente en los contextos en que se desenvuelven.

OBJETIVO:
Empoderar a la juventud a través de conocimientos para incidir política, social, económica y culturalmente en sus contextos.

Related Posts

Por: María José Chávez La lucha de las mujeres por la igualdad en procesos de participación...

Por: María José Santisteban El 31 de diciembre de 2019, la OMS recibió reportes de presencia de...

Por: Yosselyn Jochola y Patricia Xiquin La pandemia COVID-19, ‘virtualizó’ la educación en Guatemala...

Leave a Reply