By Colaboraciones
Posted: Updated:
1 Comment

Por: María José Santisteban

El 31 de diciembre de 2019, la OMS recibió reportes de presencia de neumonía de origen desconocido en China. A principios de enero, las autoridades de China identificaron la causa como una nueva cepa de coronavirus. La enfermedad se fue expandiendo por Asia, Europa y América, fue así como el 13 de marzo de 2020, se reportó el primer caso de COVID-19 en nuestro país. Ante la crisis a nivel mundial, las entidades farmacéuticas de investigación y profesionales científicos de salud se unieron para crear   vacunas y así disminuir el número de muertes y contagios.

En el mundo, existen tres tipos de vacunas contra el COVID-19, esta clasificación se hace dependiendo de los componentes que los laboratorios utilizan en la formulación de las mismas, para que nuestro organismo reconozca y se defienda del virus que causa el COVID-19, son las siguientes:

  1. Las vacunas ARNm contienen material del virus que causa el COVID-19, el cual manda instrucciones a nuestras células para crear una proteína inocua que es exclusiva del virus. Ya que nuestras células copian la proteína, destruyen el material genético de la vacuna y así nuestro organismo reconoce que esa proteína no debería estar presente y crea linfocitos T y B que recordarán cómo combatir el virus.
  2. Las vacunas de subunidades proteicas, incluyen porciones de proteínas del virus que causa el COVID-19, en un lugar del germen completo. Cuando recibimos la vacuna, nuestro organismo reconoce que esa proteína no debe estar presente y crea anticuerpos que recordarán cómo combatir el virus.
  3. Las vacunas de vectores, contienen una versión modificada de otro virus diferente del  que causa el COVID-19. Dentro de la envoltura del virus modificado, hay material del virus que causa el COVID-19. A esto se le conoce como “vector viral”. Cuando el vector viral está en nuestras células, el material genético da instrucciones a las células para producir una proteína que es exclusiva que causa COVID-19. Con estas instrucciones nuestras células hacen copias de la proteína y así recordará cómo combatir el virus.

Ya con esta información, el siguiente paso es conocer la efectividad de cada vacuna que está disponible para la población guatemalteca, la cual encontrarás en la siguiente tabla:

Tipo de vacuna

Compañía Eficacia Número de dosis
ARNm Moderna

 

94%

2

Pfizer

95%

2

Vector Viral

AstraZeneca 70-90% 2
Sputnik V 92%

2

*No contamos con vacunas de subunidades proteicas. *

Hablar de temas complejos, como el COVID-19, por lo general, propicia debate, debido que no todos tenemos la misma perspectiva de las decisiones que toma el gobierno ante esta pandemia, que como es de esperar, han generado inconformidad, expresada a través de manifestaciones en contra del mandatario.

¿Qué podemos hacer nosotros ante esta situación?  ¿Qué está en nuestras manos?

Los gobiernos de Israel, España, Estados Unidos, México, República Dominicana, India y Canadá, conscientes de la falta de vacunas en el país, han hecho donaciones; que permitieron avances. . . A la fecha, ya se encuentra disponible la vacunación a partir de 18 años. Guatemala actualmente cuenta con el 65% de la población con primera dosis y el 14% con esquema completo, según las redes sociales del Ministerio de Salud.

A pesar de las diferentes medidas para evitar contagios, vemos como los hospitales públicos están colapsados. No hay suficientes recursos para asistir a los pacientes que ingresan por COVID-19 ni los que ingresan por otras patologías.

Aunado a esto, Guatemala se encuentra entre los primeros puestos de población que vive en pobreza extrema en América Latina, la incidencia de pobreza en el país es de 90.6%, ocupando el segundo lugar. El 90.6% de la población guatemalteca sufre de falta de acceso a servicios básicos, incluyendo a información confiable.

A partir de la información y reflexiones anteriores, es válido que nos cuestionemos por qué aún hay tantas personas contagiándose a pesar de la práctica de medidas preventivas, incluyendo la vacuna. ¿Se ha comunicado de forma adecuada toda la información acerca de la vacunación y del virus en general?

¿Qué nos queda por hacer?

Tanto la crisis generada por la pandemia Covid-19, como las distintas problemáticas que tenemos como sociedad, requieren que como jóvenes estudiantes y futuros profesionales, nos acerquemos a espacios de discusión y análisis para tener acceso a información cierta, que nos permita ejercitar nuestra reflexión crítica y formación ciudadana para convertirnos en agentes de cambio, esa es nuestra propuesta desde la Revista Digital Brújula.

 

 

 

 

Fuentes consultadas:

% de población vacunada página oficial de Facebook del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social de Guatemala.

Related Posts

Por: María José Chávez La lucha de las mujeres por la igualdad en procesos de participación...

Por: Yosselyn Jochola y Patricia Xiquin La pandemia COVID-19, ‘virtualizó’ la educación en Guatemala...

Por: Sara Mux/integrante Tik Na´oj Con mayor frecuencia se considera que el sistema penal es el...

One Comment
 
  1. Avatar
    Fernando Guerra / 12/10/2021 at 14:48 /Responder

    Sumamente interesante!

Leave a Reply