By Brújula
Posted: Updated:
2 Comments

diary

Gabriela Maldonado/Opinión/

“Talvez el camino de la vida no se trata de llegar a ser algo. Tal vez se trata de dejar de ser todo aquello que en realidad no eres, para que puedas ser quien tú debías ser desde el inicio.” (Anónimo)

Hace un par de años al crear una cuenta de usuario en un website, me topé con una pregunta que cambió mi vida de una manera que jamás creí posible.

 

[quote]

Guatemala, algún mes de 1996

Querido diario, ❤ mi secreto más grande es que me gusta una niña de mi clase. de hecho, son dos. ambas transgresoras de los roles femeninos tradicionales, así como yo. ❤ siempre tuya, niña niño yo

[/quote]

 

Llevaba un buen rato platicando con un grupo de amigos sobre amor y desamor, cuando alguien propuso que la mejor manera de conocer “posibles parejas” era a través de sitios en línea. Según su lógica, era más probable encontrar a una persona afín en esos sitios, donde te emparejan según intereses compartidos, que conociendo gente al azar en un bar o una fiesta. Después de discutir su propuesta, varios amigos confesaron que habían estado o aún estaban registrados en el sitio OKCupid.com, pues era gratuito. Sus experiencias, que variaban desde las muy cómicas hasta otras un tanto incómodas pero nada totalmente negativo, fueron lo suficientemente interesantes como para despertar la curiosidad en mí que nunca había considerado con seriedad, el conocer a personas a través de esa clase de sitios. Esa noche me sentí aventurera y al regresar a mi casa encendí la computadora y entré a OKCupid.com. El proceso de crear una cuenta de usuario era rápido y fácil, sin embargo cuando comencé a llenar el formulario de registro hubo una pregunta que me detuvo pues no la supe contestar:

¿En quién estás interesado? a) hombres b) mujeres c) ambos

[quote]

Guatemala, algún mes de 1996

Querido diario, mi secreto más grande es que me da mucho miedo pensar que esas niñas se enteren que me gustan, que anhelo sentirlas cerca, que quisiera pasar más tiempo con ellas. me da miedo y vergüenza pues no debo sentirme así, no está bien… yo no soy así 🙁 confundiDamente yo

[/quote]

Hasta ese momento nunca se me había hecho esa pregunta. Toda mi vida yo y las personas que me conocían habíamos asumido, sin mayor cuestionamiento, mi identidad como persona heterosexual. Pero si se me permitía definirme más allá de lo impuesto: ¿me seguirían gustando los hombres? ¿qué hay de las mujeres? Lo cierto es que llevaba varios años sintiendo atracción fuerte hacia algunas mujeres, pero había descartado esos sentimientos usando la frase “Nadie es 100% heterosexual”. Así asumía que mi atracción hacia chicas no negaba mi heterosexualidad, sino que era solamente un punto dentro del margen de error que podía ser descartado; al fin y al cabo sí me gustaban los hombres. Pero ahora había una opción C: que me gustaran tanto hombres como mujeres.

[quote]

Guatemala, algún mes de 1996

Querido diario, mi secreto más grande debe ser guardado con tanto cuidado que ni tú puedes saberlo. Por eso nunca escribí estas declaraciones en tus páginas ni se las conté a nadie. mi secreto quedará oculto en lo profundo de mi memoria :-/ hasta nunca, el yo jamás visto.

[/quote]

Inmediatamente me vi sumergida en una introspección muy profunda: ¿por qué personas me siento atraída? Comencé a recordar la atracción que había sentido hacia compañeras de colegio años atrás, atracción que había ignorado hasta el momento. De repente no supe quién era y me di cuenta que no había ignorado unos sentimientos cualquiera: había ignorado una parte muy grande de mi identidad, mi orientación sexual. Como la mayoría de personas, había dejado que la sociedad definiera esa parte de mí, pero ahora tenía la oportunidad de definirla yo misma.

“Tus deseos no son realmente tuyos, sino que son productos de tu cultura.”

Nacemos, crecemos y nos desenvolvemos dentro de una sociedad heteronormativa, es decir una sociedad donde lo heterosexual es considerado la norma y todo lo demás una desviación moral y una perversión mental. Desde pequeños se nos enseña nuestro papel como hombres y mujeres que se sienten atraídos por el sexo opuesto. Al mismo tiempo se nos enseña a denigrar, criminalizar y castigar cualquier otro tipo de sexualidad.

La razón por la cual yo pasé alrededor de 15 años sin explorar mi atracción hacia las mujeres, es porque había internalizado la lógica que dice que todo lo que no es heterosexual es malo, pecaminoso, e inmoral, y por lo tanto debe ser rechazado. Esa lógica se llama homofobia y yo la llevaba muy enraizada en mi forma de pensar sobre mi persona, lo que se conoce como homofobia internalizada. No me mal entiendan, desde hace mucho tiempo he tenido amigos gays y no he tenido ningún problema con su sexualidad, pero pensarme a mi misma como una persona gay era algo distinto.

A partir de la pregunta que me hizo OKCupid, comencé a cuestionar la heteronormatividad y llegué a entender, a un nivel lógico, que esas ideas respecto a la sexualidad humana son erróneas y limitadas. Sin embargo, al nivel de mis emociones y patrones de pensamiento más profundos, aquellos que rigen a nivel inconsciente, me costó reaccionar positivamente al hecho de no ser heterosexual. Cuando finalmente llegué a cierto nivel de aceptación de mi sexualidad, me tomó un poco más de tiempo compartir esa parte de mí con las personas que me rodean. Salir al mundo tal cual una es significa mostrarse vulnerable y abrirse a la posibilidad de que el mundo nos rechace y lastime.

En Guatemala la intolerancia hacia personas LGBT* es clara y evidente. Las bromas y actitudes homofóbicas, lesbofóbicas y transfóbicas son comunes en casas, escuelas y otros espacios públicos. La discriminación en lugares de estudio y trabajo constantemente limitan el desarrollo económico de personas LGBT. Además, el acoso y la violencia física en contra de esta comunidad ocurren frecuentemente, aunque en su gran mayoría quedan impunes; de hecho hasta policías y otros servidores públicos son señalados como instigadores de violencia en contra de miembros de la comunidad. Sin embargo, no se cuenta con estadísticas oficiales, lo cual invisibiliza aún más el problema (1).

Las posibilidades de que una persona LGBT sea víctima de discriminación o violencia, aumentan cuando la persona también sufre alguna otra clase de opresión ya sea por su etnicidad, nivel económico, nivel educativo, o lugar de residencia. Por lo tanto, se reconoce que dentro de la comunidad LGBT las personas que son más propensas a sufrir injusticias son aquellas que son pobres, indígenas o residentes de un área rural (2). Por mi parte, he sido afortunada y reconozco que mis privilegios sociales (ser mestiza, capitalina, clasemediera, etc.) son parte de la razón por la cual este proceso ha sido relativamente fácil para mí. Sin embargo, muchas personas se ven forzadas a mantener su verdadera identidad en secreto como táctica de sobrevivencia. Mantener parte de nuestra vida en secreto nos llevan a sentirnos desconectados y aislados. Vivir en áreas rurales y contar con pocos recursos económicos puede exacerbar estos sentimientos. Si esta situación persiste por mucho tiempo puede causar ansiedad, depresión y hasta conducir al suicidio.

“Yo soy como soy y tú eres como eres. Construyamos un mundo donde yo pueda ser sin dejar de ser yo, donde tú puedas ser sin dejar de ser tú, y dónde ni yo ni tú obliguemos al otro a ser como yo o como tú.” (Subcomandante Marcos)

stonewhall

 

En el marco del XIV Desfile de la Diversidad Sexual e Identidad de Género de Guatemala, hago un llamado a la comunidad LGBT para no olvidar a los miembros de nuestra comunidad que son menos visibles – aquellos que son queer, trans, discapacitados, gordos, indígenas o pobres – quienes tienen que luchar con más fuerza para que sus luchas sean reconocidas y validadas.

Creo que es importante y necesario celebrar nuestras vidas -estaré presente el sábado 28 de junio para hacerlo-, pero también creo que se puede celebrar de una manera crítica. Hasta que nuestra sociedad no sea un espacio donde todos los miembros de la comunidad LGBT se sientan bienvenidos y seguros, sin necesidad de mantener su verdadera identidad como un secreto y cuenten con los recursos necesarios para vivir una vida digna, seguiremos perdiendo la lucha.

No olvidemos que Stonewall, el suceso que dió inicio a las celebraciones de junio, fue un motín liderado por mujeres trans, en su mayoría pobres, en contra de la violencia policial y de estado. Sigamos luchando en ese mismo espíritu.

*El término LGBT se refiere a las personas Lesbianas, Gay, Bisexuales y Transgénero, y en ocaciones, como en este artículo, es utilizado para referirse a todas las personas que no son heterosexuales ni cisgénero.

(1) (2) Información extraída del documento “Discrimación por Orientación Sexual e Identidad de Género y una Aproximación a la Interseccionalidad con Otras Formas de Discriminación en Guatemala”, disponible para descargar.

Imagenes 1, 2

About the Author
Related Posts

Uno de los peores aspectos (y son muchos) del gobierno de Jimmy Morales, fue su política exterior....

La radio (Jingle reconocido de noticias) Aquí estamos reportando del fallecimiento de un chofer de...

Generalmente escribo sobre política, pero esta vez deseo cambiar. Las vacaciones me han dado mucho...

2 Comments
 
  1. Avatar
    Sama / 30/05/2015 at 09:14 /Responder

    Yo lo que quiero saber en donde venden diarios para niñas en guatemala no información de un diaro. También quiero ver estilos de diarios

  2. Pingback: Escribir como acto de resistencia |

Leave a Reply