By Luis Ernesto Morales
Posted: Updated:
0 Comments

Pocas veces en nuestra vida democrática, hemos podido ver de forma palpable y explícita el siempre discutido concepto del bien común. Ese concepto que suele estar en cabeza de todos y que es universalmente reconocido, pero que siempre suele ser explicado de una forma diferente, dependiendo de quién lo explique. Un concepto por el cual las sociedades se organizan, crean leyes e instituciones y que en momentos de crisis, deben ser defendidos por los mismos ciudadanos. Por ello es que designamos y resaltamos que en estos momentos, nos debemos no sólo a los derechos que gozamos, sino a las responsabilidades que la sociedad requiere de nosotros como individuos y como conjunto.

Las responsabilidades individuales no solamente son atribuidas a cada ciudadano en específico, sino en sí a cada funcionario que en estos tiempos atípicos, tome decisiones que afecten al colectivo. Cada uno de nosotros tiene que cumplir con la responsabilidad de cuidarse a sí mismo, cumplir con normas sanitarias y de orden público; porque así se impide que otra persona se contagie, evitando así, la reacción en cadena que ha sido esta enfermedad.

Comprender que lo que no me afecta, no significa que no es relevante; es el primer paso para que dejemos de ser habitantes y seamos ciudadanos y pasemos de población a sociedad.

En cuanto a las responsabilidades que debemos tomar como sociedad, está en las acciones colectivas de reconocer que todos somos parte de esta sociedad e incluso a un mayor nivel; que todos somos parte de este planeta. Comprender que el beneficio de la mayoría no significa que debamos o podamos ignorar a minorías que son más vulnerables, en cuanto a la pandemia. Si como colectivo sabemos actuar de forma correcta, poniendo cada uno su granito de arena, no tendremos que depender de lo que las autoridades nos tengan que dictar, ya que a final de cuentas hemos estado en gran parte de esta crisis, sin su protección. Porque solo con esta colaboración social, podemos enfrentar y controlar al enemigo invisible y retomar lentamente las vidas que antes dábamos por garantizadas.

El sistema de salud sostiene un peso para el que nunca ha estado preparado, como una bola de nieve que crece y crece cada vez más. La forma de lograr salir adelante y defenderlo, es cumpliendo con estas responsabilidades, sin importar las discusiones que se tienen de reapertura, disposiciones y medidas de contención. Porque sin importar cómo se actúe o cuándo, la importancia de tener conciencia como individuos en cumplir con nuestro papel y como colectivo en cuidar al más indefenso individuo, es no sólo una solución a la pandemia, sino a muchos problemas más

Related Posts

Por Adela Sagastume En este momento definitivamente pensaste en cursos como Anatomía, Fisiología,...

El covid-19 (Coronavirus) es un virus sumamente contagioso, detectado en Asia a finales de 2019 y...

Las razones de miles de personas para organizarse en caravanas e intentar llegar a Estados Unidos,...

Leave a Reply