Rosas rojas, globos, chocolates, dulces, pastelitos, ositos, regalitos… empieza la venta para el famosísimo día del cariño, amor y de la amistad, EL DÍA DE SAN VALENTIN.

Las tiendas se han dado a la tarea de empezar a promocionar todos sus productos relacionados con el día de los enamorados a partir de finales del mes de enero. “Estamos saliendo de la Navidad con los regalos y ya le tengo que comprar algo a mi novia”, comenta Rogelio un tanto preocupado. Tal parece que los comercios no les dan ni un respiro a sus clientes. El ambiente previo a tan esperada fecha se ve reflejado en el comportamiento de los jóvenes, quienes organizan actividades para vender magdalenas, chocolates, regalar rosas, leer poemas, dar cartas a sus seres más queridos y festejar ese día con toda la pompa necesaria.

Me tomé la tarea de indagar un poco sobre el surgimiento del 14 de Febrero, qué lo hace ser un día tan especial, qué motiva a los jóvenes, y no tan jóvenes, a soñar en esta fecha con castillos en el aire sobre su princesa y/o príncipe azul. Existen algunas teorías que descifran este día; una es que en los países nórdicos se ve como un símbolo de amor y de creación porque es en esta etapa cuando los pájaros se emparejan y aparean. La segunda es que en la antigua Roma se adoraba al dios del amor, Eros, quien era conocido por los romanos como Cupido. Una tercera, es la leyenda de San Valentín que remonta a la Roma del siglo II, la cual se refiere a un padre llamado Valentino, quien fue un mártir, que casaba parejas de enamorados a escondidas bajo la religión cristiana, estando prohibido por el emperador romano.

No importa cual quieran tomar como el origen del día del amor y la amistad, es una celebración conocida en todo el mundo y celebrada por un sinfín de personas, de diversas formas, maneras, colores y expresiones, por ser una fecha en la que se engrandece al espíritu del amor. Lamentablemente el verdadero sentido del amor muchas veces es tergiversado, confundido, resumiéndolo solamente a un día, una fecha, unas horas; cuando en realidad es cada día de la vida. Recuerden que el corazón es un símbolo del amor que no necesita gastar mucho dinero para expresarse de manera auténtica.

Compartir

Otros artículos de interés