By Silvia García
Posted: Updated:
0 Comments

En realidad todos tenemos algo que decir…

El silencio es cómodo muchas veces. Cómodo cuando la tristeza nos llega, cuando queremos calmar un enojo o cuando lo único que necesitamos es un poco de soledad y paz.

Aprendemos a guardar silencio desde pequeños, en los salones de clase; como cuando la ‘seño Loren’ nos pedía que colocáramos el dedo en nuestra boca, en señal de silencio. O cuando nuestra presencia era requerida en los “eventos de adultos”, como la misa de los XV años de la prima. O cuando en calidad de bulto, éramos acompañantes para los mandados en el banco.

Se nos enseña que el silencio es respeto y buena educación. Ya más grandecitos aprendemos a pedir la palabra, claro; si se puede y si es el momento. Si es así, se nos da la oportunidad de decir lo que creemos es la respuesta correcta. Es nuestra oportunidad de decir… ¿lo que la maestra quiere escuchar?

Se premia la “respuesta correcta” con una felicitación, con el reconocimiento público. Nos acostumbramos entonces a decir lo que los demás quieren escuchar. Las palabras, la voz y la expresión están condicionadas. Es así, como el silencio pasa de solo abarcar unos minutos a ser parte de todas nuestras horas.

No es necesario, ya que nos enseñan a callar porque sabemos que es necesario levantar la mano antes de hablar.

¿En realidad todos tenemos algo que decir? ¿Es posible que existan tantas voces en silencio?

Porque cuando existe acoso, violencia, humillación, maltrato, manipulación… es necesario gritar. Gritar para hacernos ver. Gritar para crear vínculos con todas aquellas personas que están atravesando una situación similar. Gritar para liberar y encontrar fuerza. Gritar para abrir la puerta a la libertad.

Lo magnífico de romper el silencio, es que no existe una fórmula exacta para hacerlo. La libertad de no callar se puede expresar con palabras, sonidos, colores y movimientos.

 

Personalmente aún me quedan varios silencios por romper… ¿y vos?

 

Related Posts

El 20 de octubre de 1944, un movimiento militar y civil, saltó a las calles para ponerle fin a los...

**para comprender esta columna, usted tiene que entender el uso de la ironía y el sarcasmo como...

Desde Tik Na´oj consideramos importante la implementación de la interseccionalidad en nuestros...

Leave a Reply