Gabriel Reyes/ Opinión/ La gente como Cerati tiene un pacto con algún ente melancólico superior, no sé si dios o el diablo medicaron el suplicio de un atormentado. El artista inminentemente explosivo fue un fenómeno volcánico de un frondoso arte de alquitrán, fue un monólogo de displicente talento constante, un rey...