Imaginen un mes sin comer nada más que granitos de elote asado o tortillas con sal, sin agua potable, energía eléctrica, educación, sin atención médica, condiciones de trabajo, sin nada. Sin el ánimo de ser extremista ni fatalista, esto representa el día a día de miles de guatemaltecos, y cientos de ellos buscan...