Martín Berganza / Opinión/ Llevamos poco más de un año de presenciar la mayor tragedia absurda de nuestros tiempos: el ascenso de Donald Trump y la posibilidad latente de que presida el gobierno más poderoso del planeta. Pocos latinoamericanos ven a Trump con buenos ojos, por una buena razón: representa el desprecio...