María Fernanda Sandoval / Opinión / La historia guatemalteca tiende a polarizarnos en dos extremos muy “a lo guerra fría” que además de anacrónicos son vanos. Existen dos opciones, o sos el viejo capitalista gordo, que se alimenta de alitas de pollo a la barbacoa frente a moribundos -y deja allí mismo la famosa...