Hace algunos meses el mundo veía con la boca abierta como el Amazonas era devorado por incendios gigantescos. La complicidad de los gobiernos que deberían de proteger los pulmones del planeta fue evidente y fue personificado por el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, un fiel negador del cambio climático. Bolsonaro,...