No hay que ser experto en redes sociales y comunicación para darse cuenta que las malas noticias son mucho más difundidas que las buenas noticias. Quienes nos mantenemos al día con lo que sucede en el país y el mundo, somos conscientes de lo mal que van las cosas y lo dura que es la realidad fuera de nuestras zonas de...