Pasean por las calles,  montan camioneta y tienen puestos de jugo de naranja y chiles rellenos en las esquinas de la ciudad.  Caminan por el centro comercial, asisten a la universidad y se maquillan en los semáforos desafiando con el ojo que mira el retrovisor a algún delincuente que se quiera acercar.  Hay aquellas...