Oscar Eduardo Ramirez Soto/ Desde la antigüedad el hombre se ha mantenido en una faceta natural llamada formalmente como guerra. Una faceta que simplemente saca las pasiones y acciones más oscuras y tenebrosas de cada humano en el mundo, la misma suena como la regresión a los instintos más primitivos y salvajes....