By Rincón Literario
Posted: Updated:
0 Comments

Lisa Marroquín/

Te quiero, te doy lo que quieres. Te cuido y me olvido de cuidarme. Te escucho y silencio mis palabras. Te lleno de felicidad y hago caso omiso a perder la mía. Te saco las sonrisas que me arrebato por tenerte a mi lado. Te soy paciente y, a escondidas, me enfermo de eso en lo que me he convertido. Te doy lo mejor de mí y me quedo vacío. Acelero tu corazón mientras ignoro como deja de latir el mío. Te protejo, exponiéndome a salir herido. Te regalo mi tiempo, sintiendo que sigo en el mismo lugar a pesar de los años. Soy tu fiel compañía y pierdo todo aquel que un día me acompañaba. Vienes a mí evitando la soledad sin notar cuan solo estoy.
Te quiero y te quieres.
Te quiero y te llenas.
Te quiero y vives.
Te quiero y me olvido de quererme.

 

 

Related Posts

La sociedad guatemalteca pasó por uno de sus momentos más convulsos en épocas del conflicto armado,...

/Por: Keitleen Bran Si no podés quedarte quedáte, pero con este popurrí de sentimientos. No...

Hace algunos meses el mundo veía con la boca abierta como el Amazonas era devorado por incendios...

Leave a Reply