Andrea Godínez/

Anualmente, las playas de Hawaii, ubicadas en el Municipio de Chiquimulilla, Santa Rosa, se convierten en el escenario elegido por cientos de tortugas Parlama (en su mayoría), para depositar sus huevos en la arena y así continuar con su ciclo de vida.

Este fotorreportaje plasma el corto tiempo que las tortugas comparten con el ser humano, siendo este el tiempo donde se tienen mayores registros sobre su comportamiento, debido a que no se ha determinado con certeza cómo es su vida al adentrarse en el mar.

[AFG_gallery id=’24’]

Compartir

Otros artículos de interés