By Brújula
Posted: Updated:
0 Comments

Isaias-Febrero

Isaías Morales / Opinión /

En muchas ocasiones nuestras acciones pasan desapercibidas e indiferentes ante nuestros ojos y aunque de la mente o nuestra voz fluyan mil ideas, nada puede compararse con un cambio anhelado, si no se busca la inspiración hacia los demás. Esto es lo que mueve día a día a los grandes líderes y la diferencia no solo radica en las ideas, sino también en las acciones.

Un día como hoy puede ser el más normal de tu vida, sin mayores emociones o sin pasar de la rutina, como suele decirse. Es natural que todo pase desapercibido y que incluso te sientas desconcertado por lo que pasa a tu alrededor. Buscas inspiración, soluciones, sentirte escuchado o pueda que solo quieras vivir nuevas experiencias.

Los jóvenes de esta generación nos caracterizamos por dos cosas: la abundancia de ideas y la indiferencia.

Si algo nos mueve a todos es el deseo de cambiar el mundo o para no ir tan lejos, seguramente queremos cambiar nuestro país. Pero ¿qué pasa?, a todos nos resulta poco creíble que podamos lograrlo, solo nos quedamos en el intento y si viene un comentario que consideramos destructivo, suele asociarse con la falta de apoyo o incluso la primera razón para desistir.

En este país no hace falta casi nada, pero sí falta un liderazgo en muchos jóvenes que decidan perseverar sin importar las circunstancias que nos rodeen. Hay cientos de casos que nos pueden revelar que no hace falta ciencia alguna para descubrir el secreto del éxito en la vida, lo que hace falta es la disciplina para ser parte de ese cambio que tanto promovemos mediante nuestras ideas o palabras en el día a día.

Y de seguro te dirás que a veces lo que falta son recursos y la respuesta es un no definitivo, ¿por qué?, porque cuando algo te importa no solo haces lo posible por lograrlo, sino haces hasta lo imposible por conseguirlo cueste lo que cueste, y si se trata de cambiar el mundo con mayor razón. Esto debido a que te sientes comprometido y la convicción firme de no solo lograr un fin como individuo sino esperas cambiar una vida en tu día a día.

Entonces, deja a un lado las excusas y date cuenta que vives en un país en donde todo es posible si crees en el potencial que te hará ser la mejor versión de ti mismo. No hace falta ir tan lejos, pues en nuestro país han salido muchas mentes y grandes ganadores que han desafiado sus límites.

No depende de alguien más lo que puedas obtener, pero sí depende de tu convicción diaria para enfrentar todas las adversidades y que puedas vencerlas.

Un líder no es quien sea el más hábil por sus palabras, sino el más coherente con sus acciones que pueden impactar a otros, si haces esto habrás encontrado una razón más grande que solo luchar por ti mismo.

Imagen

About the Author
Related Posts

Es innegable que en la memoria de cada guatemalteco siempre permanecerá aquella imagen del Congreso...

El impacto global por la pandemia ha sido devastador, considerando el auge de la nueva variante...

Como una bofetada en la cara, se puede interpretar la inclusión de Guatemala en la lista de países...

Leave a Reply