By Rincón Literario
Posted: Updated:
0 Comments

/Andy Doxel

Hay un lugar, sobre el cerro, en el que al andar por sus calles empedradas perdí el aliento y el corazón.

Me dejé llevar por su encanto; iluso al creer en su belleza eterna.

Ahora veo ese lugar que, por muy cerca que esté, más me hace caminar.

Sin aliento, sin corazón,

¿Cómo puedo seguirlo recorriendo si me arrebató el deseo, el amor?

Related Posts

Uno de los peores aspectos (y son muchos) del gobierno de Jimmy Morales, fue su política exterior....

/Por: Quiqe Bocanegra   No olvido los momentos juntos ni lo que de ti yo aprendí. No olvido los...

La radio (Jingle reconocido de noticias) Aquí estamos reportando del fallecimiento de un chofer de...

Leave a Reply