By Rincón Literario
Posted: Updated:
0 Comments

/Por: KEA

 

La historia de un hombre en busca de su propio sentido; en temas de depresión y ansiedad, nadie lograba encontrar la cura a su enfermedad y es cuando decide tomar al toro por los cuernos escribiendo una lista de canciones que enfrentan los problemas a los que su mente se divagaba a diario; el amor propio y la aceptación.

Somos entes perfectamente imperfectos los cuales evolucionamos a diario y nacemos una que otra vez en cualquier punto de nuestras vidas, siendo 22 pares de cromosomas los que completan nuestra entidad y 1 par aparte que marcará nuestra esencia y personalidad.

XY parte de lo biológico haciendo analogías en un ser humano trascendental, un ser humano con deseo de superación y evolución constante viviendo en un mundo de estigmas y prejuicios.

¿Quién iba a decir que el primer paso para crecer era aceptarse a sí mismo?

La lectura y la música se ha vuelto la mejor terapia para un pensamiento negativo, quizás en XY no encontrarás todas las respuestas a tus preguntas, pero si te puedo asegurar que si escarbas entre cada uno de los versos de sus canciones, te sentirás identificado activando de una forma positiva tus neurotransmisores y lo primero que posiblemente harás será ir a verte a un espejo, observarte detenidamente, admirar tus mejores rasgos y educar así mismo tus imperfecciones mediante mensajes de luz.

Créeme, ¡Tu cuerpo es hermoso!

  1. Natural

He nadado en el lodo,

sé muy bien qué es el dolor,

me he quedado sin nada.

Me he vuelto un guionista,

después de tocar fondo,

dejé los cuentos de hadas,

Ahora vivo en la selva,

y el peligro me acecha,

pero ahora todo tiene color.

 

Sé bien cuál es mi nombre,

sin duda soy de cobre,

sé muy bien quién soy.

 

La sonrisa que ahora hay en mi rostro es placer,

quiero volar, disfrutar, nadie más me hará caer-

No pediré perdón por ser lo que quiero ser,

yo soy feliz y al final solo me importa estar bien.

 

No soy tan fuerte siempre,

y al lado de otros hombres,

tal vez no soy el más genial,

pero he estado al borde,

y ahora que empiezo a crecer,

valoro más mi vida-

La vista es hermosa,

valió la pena sin dudar,

ahora simplemente soy yo.

 

Sé bien cuál es mi nombre,

sin duda soy de cobre,

sé muy bien quién soy.

 

La sonrisa que ahora hay en mi rostro es placer,

quiero volar, disfrutar, nadie más me hará caer-

No pediré perdón por ser lo que quiero ser,

yo soy feliz y al final solo me importa estar bien.

 

Un simple ser natural,

todo es tan natural,

la sonrisa que ahora hay en mi rostro es placer,

quiero volar, disfrutar, nadie más me hará caer.

Related Posts

Por ASOCEM La desnutrición infantil en Guatemala, es una problemática que aqueja a uno de cada dos...

El día martes 17 de noviembre del año en curso, el Congreso de la República de Guatemala aprobó de...

Existe en América Latina, una tendencia histórica sobre la gobernabilidad y la regulación del agua...

Leave a Reply