By Lizy Pérez
Posted: Updated:
0 Comments

El mundo esperó con ansias el momento en que las vacunas contra el covid-19 fueran aprobadas y fuera asegurada su efectividad. Ya hace más de un año que fue detectado el primer caso de la enfermedad y desde ese día el mundo ha cambiado radicalmente, ahora la vacuna se ve como una solución para disminuir los efectos de la pandemia en la salud y la economía.

Si hablar de vacunas puede ser controversial, hablar sobre la vacuna de covid-19 es más complejo.

La llegada de la vacuna ha causado muchas expectaciones, pero también ha llegado a convertirse en una competencia; en quién tenía la vacuna primero y quién termina de inmunizar a su población primero, similar a la carrera por llegar a la luna. Esta situación ha dejado otra cuestión al descubierto: la distribución desigual de las vacunas, como consecuencia de la diferencia entre los llamados países desarrollados vs. los países en vías de desarrollo y/o subdesarrollados.

La vacuna está a disposición de quienes pueden adquirirla, lo que implica perfectamente el libre mercado, sin embargo, lo discutible no es la venta sino la distribución y las medidas sanitarias a nivel mundial.

Sobre el tema, la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha implementado una mejor distribución de las vacunas, ya que si los ‘países ricos’ siguen acaparando la mayor cantidad de vacunas, no habrá dosis para los ‘países pobres’ y el virus podría seguir mutándose, lo que traería como consecuencia el aumento de la crisis en salud.

Según datos del proyecto denominado: Launch and Scale Speedometer y un análisis de BBC News, los países de ingresos altos tienen el 16% de la población mundial, pero actualmente cuentan con el 60% de las dosis de vacunas que se han vendido. 

Oxfam Internacional también se han pronunciado y ha realizado un estudio interesante que tituló: El virus de la desigualdad, en el que mencionan que el virus ha aumentado las brechas de desigualdad, ya que mientras millones de personas viven en pobreza… algunos multimillonarios  aumentaron en gran manera su fortuna con la llegada de la pandemia. Lo más impactante de resaltar según Oxfam, los 10 multimillonarios más ricos, podrían pagar todas las vacunas del covid-19. 

Con la ayuda del estudio de las Relaciones Internacionales; el acaparamiento de vacunas por parte de los países con mayor poder adquisitivo, puede explicarse con la teoría de la dependencia o la teoría de sistema-mundo. En estas se argumenta que los países del centro (países desarrollados) son quienes dominan el mundo y toman las decisiones importantes, dejando de lado a los países de la periferia (países en vías de desarrollo o subdesarrollados). Dicha situación es la que vemos hoy en día, la pregunta es: ¿podrán los países de la periferia acceder a las vacunas? o también, ¿les servirá a los países del centro, inmunizar a sus ciudadanos mientras el resto de la población mundial siga sin vacuna y puedan surgir nuevas cepas del virus? En fin, las cifras son alarmantes al igual que el aumento de casos y de muertes, como consecuencia de la pandemia. Millones de personas en todo el mundo han fallecido a la fecha, la economía se recupera lentamente y las previsiones a futuro no son muy alentadoras para todos. Sin embargo, la cooperación y el multilateralismo pueden ser una solución al problema.

La solución a una crisis mundial, debe ser una respuesta conjunta por parte de todos los estados del sistema internacional, basada en la cooperación.

Para un problema de dimensiones grandes, se necesita una solución que implique el compromiso de todos los países; para velar por objetivos en común que favorezcan sus intereses particulares y por ende, el bien de la comunidad internacional.

Mientras tanto en Guatemala, recientemente las autoridades de Gobierno compartieron el Plan Estratégico Nacional de Vacunación contra el COVID-19, que implementará el Ministerio de Salud Pública en los próximos meses. El presidente anunció la llegada de 400 mil dosis de vacuna contra el covid-19 de AztraZeneca; los primeros en ser vacunados serán: el personal de salud que atiende la pandemia en primera línea y los adultos mayores de 70 años. Aun así, el proceso parece largo y la gestión a la fecha podría ser cuestionable. Y la vacuna, ¿para cuándo la vacuna? Esperemos que pronto… mientras tanto, lo que se necesita es cooperación y un esfuerzo mundial conjunto para superar la crisis.

About the Author

Pensando en el cielo con los pies en la tierra de la eterna primavera.

Related Posts

Por Adela Sagastume En este momento definitivamente pensaste en cursos como Anatomía, Fisiología,...

El covid-19 (Coronavirus) es un virus sumamente contagioso, detectado en Asia a finales de 2019 y...

Las razones de miles de personas para organizarse en caravanas e intentar llegar a Estados Unidos,...

Leave a Reply