No sabía cómo explicarle a mis amigos, a mi familia y a personas desconocidas, cuál era mi labor moral con mi país. Te voy a contar la historia de una “chava” de 19 años, que decidió ser bombero. Una capacitación larga, un año sin fines de semana, faltando a actividades de amigos, familiares, cosas típicas que hacemos...