Era un viernes normal, Pedro estaba cansado de una semana larga de trabajo, sus amigos le insistían que fueran a un nuevo lugar donde vendían unos tragos muy buenos y en el que ambiente era agradable. Pedro, tras considerar la propuesta, decidió aceptar; aunque él presentía que su noche no terminaría para nada...