By Brújula
Posted: Updated:
0 Comments

Carlos-Cobos-Marzo

Carlos Iván Cobos / Opinión /

Nos encontramos a la vuelta de la esquina para las elecciones 2015, un año de suma importancia para nuestro país, puesto que toda una nación acudirá a las urnas para ejercer su sufragio, y así nuevamente elegir el futuro del país por cuatro años más. Digo esto último porque cada año presidencial nos prometen el futuro de la Guatemala que queremos, una eterna primavera “transparente” y “segura”, promesa que eventualmente no se cumple.

Es muy fácil para los que están en busca de llegar al “poder” endulzar el oído del pueblo de Guatemala, para que detrás del velo de la ignorancia –aclaro, no todos- vayan a dar su voto por el candidato “ofrecedor”, aquel que ofreció mas fertilizantes, más láminas, más comida, más bono seguro, entre otras cosas “bonitas” que tienen por ofrecer.

Es por eso que me atrevería a decir que casi un 60% de la población no nos tomamos el tiempo de analizar y estudiar el plan de gobierno que cada postulante tiene para dirigir al país, y en esa misma línea de porcentaje no le interesa en lo mas mínimo quien llegue a representarnos como país.

En este orden de ideas se puede llegar a la conclusión que el político que busca llegar al “trono” mueve cielo y tierra para llegar a la mentalidad del ciudadano –aquel poco informado y sin interés- desde mucho antes de la convocatoria a campaña electoral; esta acción, según ellos, es ventaja sobre los demás candidatos, además de volver más compleja la decisión de por cual partido votar.

Es un año santo para los políticos, ya que buscan la manera de cargar el peso de esta responsabilidad, fortalecer la institucionalidad y el Estado de derecho, lo hacen llegando al punto de topar la rodilla al piso por la gran demanda de cada ciudadano cansado de la misma situación; sin embargo, se recuperan y vuelven a meter el hombro sin importar si el de atrás se encuentra bien. Debemos conocer que existen dos grupos: un pequeño grupo que está cambiando versus otro grupo que no lo hace, estos últimos son los que hoy se creen con el derecho a hacer y decir cualquier cosa, haciendo que entremos en una nueva evolución política.

Hoy en día vemos un sistema debilitado, o bien por qué no decirlo un Estado a punto de convertirse en “Estado fallido”; vemos como cada uno de estos personajes “lideres” le faltan el respeto a la ciudadanía, hoy por hoy una lado de la balanza pesa más que el otro, campaña anticipada que parece campaña negra, cortina de humo, y desde acciones intimidantes hasta ataques delictivos. Todas estas situaciones tienen como fin callar a las personas que usan su derecho a expresarse libremente y que ponen el dedo en la llaga  porque, obviamente, esto les duele a los que abusan del “poder”.

Pareciera entonces que el espíritu de la República ya no se ostenta en los tres poderes -Ejecutivo, Legislativo y Judicial- y por ende las andas del sistema de “checks and balances” se encuentran cada vez más pesadas, a tal punto que ya todo se hace por populismo, el que es más popular y más “ofrecedor”. Es por eso que en estos comisios debemos participar y caminar en filas para fiscalizar cada uno de lo pasos de los candidatos, este año es vital para revolucionar y que los que se reparten el pastel se den cuenta que todos y cada uno de los guatemaltecos estamos hartos de la corrupción, nepotismo, transfuguismo y programas sociales que solo benefician a los de arriba. Y como dice Gloria Álvarez “…es momento de acabar con el populismo que debilita la institucionalidad del país”.

Seamos gente de cambio, ciudadanos responsables e informados y levantemos la voz para lograr cambiar a GUATE.

Imagen

About the Author
Related Posts

Un catedrático hablando sobre economía decía: “De amor no se vive, vea usted a una pareja de recién...

La aprobación de la iniciativa 5257, que buscaba reformar a la Ley de Organizaciones No...

Mi nombre es Alejandra Paz, tengo veintitrés años y estudio Psicología Clínica en la Universidad...

Leave a Reply