Lapices

Job Villagran/ Colaboración/ Fundador de #PeopleToDo/

Un camino hacia una carrera exitosa.

Me gustaría inicar haciendo la siguiente aclaración: Toda persona puede, es y podrá ser feliz teniendo un trabajo seguro durante muchos años, si así lo ha decidido.

En ocasiones, principalmente los que tienen cinco o más años trabajando para una empresa, se sienten ofendidos al escuchar que un amigo, familiar o cualquier persona les pregunta: ¿Cuándo vas a emprender? A veces pienso que es una pregunta demasiado difícil, aunque hablando honestamente, no lo es.

Como persona latinoamericana, independientemente de qué país eres, tienes responsabilidades. Responsabilidades como ir a la escuela,  al instituto, la universidad,  los hijos e hijas, pagar la renta, comprar libros para estudiar, comprar tu alimento y el de tu familia, etcétera. Para ser más claro, tienes responsabilidades y necesidades humanas que no pueden dejar de ser atendidas, y te preguntarás: ¿Qué tiene que ver el emprendimiento en todo esto?

La respuesta no es sencilla; cada vez la necesidad te hace más inteligente o más dependiente. Creo que cada persona que actualmente tiene un estilo de vida incómoda, muchas veces realiza comentarios como los siguientes:

  • Otra vez a trabajar, que “hueva”.
  • No me quiero levantar.
  • No quiero ir a estudiar.
  • ¡En el instituto no estoy aprendiendo nada!
  • ¡Solo estoy haciendo el trabajo de la U, porque no queda de otra!
  • Esto que aprendo no me sirve para hacer dinero.
  • ¡¿Por qué no elegí otra carrera?!
  • ¿Por qué mi vida es así? ¡Quiero cambiar!

Y la lista sigue.

Si a veces crees que hay distintas cosas en tu vida que te impiden seguir adelante, debes de realizar un autoanálisis y principalmente emprender en nuevos rumbos.  No estoy hablando solo de buscar otro trabajo, otro instituto o cambiar de pareja, sino de que hagas un cambio iniciando por ti.

Cuando algo se hace de forma monótona creo que no hace falta ser un genio para darte cuenta que algo anda mal, así que en este artículo compartiré contigo el porqué el emprender puede ser una carrera para ti que te lleve al éxito en los campos financieros, laborales, educativos y personales.

El emprendimiento en el campo financiero

Cuando alguien te dice que tener sueños no te va a dar de comer, puede ser que tenga razón. Pero cuando alguien te dice que tener solo sueños y no empezar a echar mano -trabajar- no vas a lograr nada, debes de prestar más atención. ¿Por qué?  Porque el primer comentario es una crítica, nada más. Pero el segundo es una crítica constructiva. Vale oro.

Siempre existirán personas (miles de millones) que dirán que tú puedes hacer dinero fácilmente, que hacer un trabajo de multinivel es el camino rápido hacia tu libertad financiera, que haciendo inversiones (en lugares de dudosa procedencia) obtendrás grandes dividendos y recompensas; y así, muchas cosas más.

Te lo digo de entrada: nadie te va a decir el secreto de cómo hacer dinero, nadie. ¿Por qué? Es sencillo, haz la pregunta: ¿Tú compartirías el secreto del éxito financiero que has logrado durante años de trabajo? – honestamente, no lo creo.  Así que cuando alguien te quiera vender esas “formulas milagrosas” para hacerte millonario de forma emprendedora, ten mucho cuidado. Lo que sí puedo decirte sobre el emprendimiento es que aprenderás nuevas formas de vivir, algo que nunca aprenderás en el colegio ni trabajando para alguien más.

Por mi parte, no puedo decirte cómo obtener libertad financiera porque no todas las personas somos iguales (a pesar de lo que dice la filosofía); no todos deseamos lo mismo ni tenemos las mismas ambiciones.  Sin embargo, todos los emprendedores necesitan conocer la palabra apalancamiento.

Existen distintas formas del apalancamiento; cada uno merece detenida observación y estudio de parte tuya y tu equipo de trabajo, si es que tienes uno.  No quisiera que malinterpretes lo que digo del apalancamiento como otra de esas “formulas milagrosas” que venden en todos lados, así que es importante que tú investigues cómo el apalancamiento puede ser funcional para ti y qué tipo de apalancamiento es el más adecuado para tu proyecto o negocio.

Eso sí, el apalancamiento está hecho para todos, pero, pocos saben de él.

El emprendimiento en el campo laboral y educativo

Como mencioné anteriormente, el emprendimiento está hecho específicamente para aquellas personas que les gusta pensar diferente y están cansadas de ver lo mismo en la calle. Otras pueden estar contentas y felices trabajando para alguien más, lo cual no quiere decir que sea algo malo.

Algo que debe ser importante en cada organización tanto gubernamental como privada, es la capacitación. Si tenemos más capacitación tendremos menos despidos. Sin embargo, no esperes que alguien te capacite en cómo ser más productivo. El emprendimiento te enseña a ser autodidacta y conocer más de lo que otros saben. Eso no te hacer mejor que nadie, simplemente tienes una ventaja en cómo hacer tu trabajo.

Para ser más explícito en el contenido, el que conoce más, lee más y hace más; es el que puede llegar a ser más en su vida.

El emprendimiento en el campo personal

Este tipo de emprendimiento se encuentra enfocado en la inteligencia emocional (termino últimamente popular).  Lo primero que debes hacer es proponerte objetivos tanto personales como profesionales. Nada es más fuerte que una persona determinada con objetivos y metas.

A pesar que todas las personas tenemos distintos tipos de carácter y principios morales, lo más importante que debes hacer es ser tú mismo, ser tu misma y sonreír.

Cada vez que emprendas por un nuevo camino, habrán personas que te apoyen y otras que no. No te alarmes, esto le sucede a todo emprendedor y a toda emprendedora. No es tan importante que las personas no confíen en que tu tendrás éxito como emprendedor (a); lo más importante es que nunca pierdas la fe de que tú puedes hacerlo.

Guíate de los consejos de empresarios y personas exitosas de la región a la que perteneces. Algunos están dispuestos a darte consejos e incluso enseñarte lo que debes y no debes hacer. El consejo de estas personas vale oro a comparación de otras personas que te dicen lo que tienes que hacer y no han logrado nada en su vida.

Fotografía: www.ergonomic.wordpress.com

Compartir