Colaboración-Iveth-1

Iveth Morales / Colaboración /

Esperábamos esta actividad pero nadie se atrevía a realizarla

Dicen que todos estaban interesados, pero que tenían ciertos temores de organizar un foro con los cuatro candidatos a Alcalde de Comapa, siendo este un municipio con una población aproximada de 23,715 habitantes, en dónde un 89.02% vive en pobreza general y 43.45% en pobreza extrema, según el censo oficial del 2002.  A pesar de estas cifras, los alcaldes -comentan los vecinos- poco o nada han hecho por el municipio y sus comunidades.

El 31 de Julio el párroco del lugar junto con líderes comunitarios (participantes activos de la Escuela en Humanidad Política y Ciudadana, que la Universidad Rafael Landívar imparte allí desde el año 2011) tomaron la iniciativa y el interés por conocer qué es lo que proponen los candidatos frente a las enormes necesidades de la población, entre ellos: que la organización y legalización de los COCODES sean verdaderamente representativos, la distribución del agua -decían “que los llegue agua una vez al mes”-, cómo fomentar el tema de la salud, educación, cultura, deporte y en qué momento mejorar las vías de acceso, entre otros.

Los candidatos se lucieron, llevaron su plan de trabajo -unos más organizados que otros- y presentaron a los participantes una gama de oportunidades: fortalecer la agricultura, mejorar la situación vial, mejorar la administración municipal creando la oficina de planificación, crear la oficina de la niñez y juventud, crear una casa de la cultura, generar empleo municipal, concentrar la venta y distribución de productos en el municipio, la legalización y gestión de proyectos de los COCODES, mejorar la distribución de fertilizantes, entre otras más.

Se comportaron a la altura, llegaron con 15 minutos de anticipación y se presentaron con respeto a los presentes, no llevaron porras, ni colores representativos de sus partidos, se respetaron unos a los otros. La mayoría se hizo acompañar de su planilla, misma que presentaron a todos los presentes.

Casi todo el pueblo tenía interés, estaban representadas las instituciones del Estado: Salud y Educación –que según dijo un vecino, “hubo permiso de la supervisión educativa para que los profesores estuvieran presentes” en la actividad cívica-. También estuvo la representación de RENAP, del Ministerio de Agricultura y Visión Mundial.

Fue una verdadera fiesta cívica, el sentir ciudadano se vio manifestado, a pesar de que algunos decían “vieron que el candidato tal movió a toda la aldea tal…”. Sin embargo no hubo porras ni insultos, solo aplausos y el coro de la Iglesia que también hizo recordar “que somos instrumentos de paz”. El sello final fue el compromiso de “no agresión” durante el tiempo que resta de campaña electoral, firmado por todos los candidatos, ya que según comenta el párroco, Comapa está catalogado como uno de los más violentos en esta presenta campaña.

Fue una muy buena muestra de lo que podría ser el buscar e interesarse porque exista un buen gobierno municipal, que gestione e invierta adecuadamente los recursos de los vecinos, pero también el sentir de los vecinos siendo parte de esa gran administración local.

Compartir