By Gabriela Sosa
Posted: Updated:
2 Comments

ClaseMedia

Gabriela Sosa/ Colaborada

¿Por qué debería importarle a esta generación algo sucedido un par de décadas antes que naciéramos? Total, la paz se firmó cuando éramos niños y en mi familia a nadie mataron, entonces no importa.

Suena terrible ya dicho así, ¿cierto? Pero esa es la idea que lamentablemente comparten muchos. Veo pasar jóvenes por los pasillos de esta universidad, hablando de fiestas, partidos y el hijo de Shakira. Veo la indiferencia, esa que ni a propósito se da; la veo en aquellas que se sientan todo el día a plancharse el cabello en el baño, escapándose de catedráticos/as que tratan de meterles algo más en la cabeza que verse bonitas; la veo en aquellos que pierden clases por pasársela en el “R”, sin importar cuánto paguen sus padres mensualmente; veo la indiferencia, el poco interés por lo que sucede a la vuelta de sus casas o a diez metros de sus condominios.

No pretendo ser mejor que ellos, no pretendo conocer los detalles políticos de cualquier país -incluyendo el mío-, no pretendo incluso leer los periódicos de principio a fin a diario; eso sería sumamente hipócrita. Sin embargo, me pregunto: ¿cómo va a avanzar un país que ni siquiera conoce su historia? A veces me gustaría decir que la gente en realidad no elige a su gobierno, que el sistema está corrupto hasta sus cimientos. Y sí lo está, pero no precisamente por la corrupción de los políticos.

Lo está porque es un círculo sin fin de indiferencia, en la mayoría de ámbitos de la sociedad.

Pregunten por ahí, a estudiantes de esta misma universidad, muchos ni siquiera tienen conciencia que en Guatemala hubo guerra, mucho menos hablar de genocidio. En los colegios casi no se discute sobre ello y al momento que se llega a la universidad, donde sí se tratan esos temas -a veces-, muchos ya están condicionados a ignorarlos. “No me afecta”; probablemente no lo dirán directamente, pero esa es la idea, la idea que se planta en nuestras cabezas desde niños. Que al nivel de personas que tenemos acceso a educación privada y superior no le afectan esos temas “demasiado reales y confusos” porque “de todas formas mis papás me van a mandar fuera de Guate después” o “me voy a casar, sólo estudio mientras tanto”.

 ¿Por qué Guatemala está como está? No porque seamos inferiores a otros países, no falta gente inteligente, no falta gente capaz, no falta tampoco voluntad.

Lo que falta es equidad: equidad de interés y equidad de recursos. Quienes tienen el interés, usualmente no tienen los recursos; y quienes tienen los recursos, usualmente no tienen el interés. Esta generación debe empezar a preocuparse o el círculo continuará, ya que los hijos de esta generación aprenderán lo mismo….o serán aún, más indiferentes.

Por supuesto que para cambiar Guatemala hay que promover educación, batallar la desnutrición, el desempleo y otros problemas; pero más importante que eso, veo el recalcar en la población nuestra historia, nuestra herencia. No como algo que le pasó a alguien más hace mucho tiempo, sino como algo que nos afecta a todos. Todos vivimos en Guatemala ¿o no?

Si se va a vivir dentro de la burbuja, al menos hay que aceptar que se está dentro de una y ver que se puede hacer desde allí. Debemos aprender a hacer algo útil con las oportunidades que tenemos, a hablar por aquellos que no pueden. De lo contrario, ¿para qué sirve tantos miles en educación privada? ¿De qué sirve, díganme, el pasar doce años de colegio y cuatro o cinco de universidad? Somos menos del 3% de la población guatemalteca los que tenemos acceso a estudios superiores. ¿Y para qué lo estamos haciendo? ¿Para ganar dinero, mientras nos seguimos quejando de un país del que nunca pudimos irnos?

Aquí nacimos y probablemente nuestros hijos también lo harán. Si queremos que Guatemala cambie, ¿por qué no la cambiamos nosotros? Nadie más lo hará.

About the Author

Humana, estudiante de la vida, graduada arrepentida de Psicología, librera indecisa, lectora, adicta al café y sirviente de tres gatos. Persiguiendo palabras.

Related Posts

Una persona guatemalteca promedio, está consciente que nuestra sociedad está plagada con actitudes,...

No hay que ser experto en redes sociales y comunicación para darse cuenta que las malas noticias...

Día con día nos topamos con noticieros, centros de opinión o tanques de pensamiento en donde se...

2 Comments
 
  1. Avatar
    josemet / 19/04/2013 at 12:40 /Responder

    Muy buen artículo; hace falta mucha voluntad (aunque tu difieres con eso) para que los que tienen el poder político hagan su deber y no su querer. Hace falta voluntad de parte de las clases pudientes a involucrarse en el desarrollo del país, al avance no solo económico y comercial del país sino un avance de nación. Luchas contra un sistema ha sido carcomido por la corrupción, personajes de dudosa procedencia y el blanqueado de dinero sucio.

    La juventud debe tomar el sartén por el mango y tener una mayor incidencia política. Pues para mi es ahí donde se toman las decisiones que pueden modificar el trayecto de nuestra nación. Aunque hemos visto un gran número de jóvenes involucrados en movimientos sociales y/o políticos (algo que hace diez años no era tan común).

    Por otra cuenta, debo decir que me resulta algo pretencioso cuando mencionas que la gente ignora que en Guatemala existió el genocidio. Difiero de la verdad que asumes. Vengo de un colegio donde estudiamos el Conflicto Armado de lleno, al igual que en las aulas universitarias cuando se toca el tema no aparto la vista ni la atención. Los crímenes no guerra no son sinónimo de genocidio.

    Solo para cerrar mi comentario como te lo mereces; te felicito de nuevo por tu artículo, espero muchos lo leas y asuman su responsabilidad ciudadana 2.0.

  2. Avatar
    Jose Mario / 14/05/2013 at 18:32 /Responder

    Hay muchas personas que solo por el hecho que asisten a una universidad, tratan o dicen ignorante a las personas que no tienen o no tuvieron la oportunidad de llegar a un grado de estudio, sin embargo este tipo de población no es ignorante porque ellos si viven o vivieron la realidad de la vida en nuestro país.

    Tal es el famoso caso del genocidio y tantas muertes que se vivieron en aquellos años donde la gente anduvo corriendo de un lado para otro y conocen muy bien la historia de nuestro país por lo tanto los ignorantes son aquellas personas que son los famosos hijos de papi y mami.

    Recomiendo escuchen la canción de Ricardo Arjona. Chicos de plastico

Leave a Reply