By Brújula
Posted: Updated:
0 Comments

portadas

 Mario Majano y Juan Diego Bran/ Corresponsales/

Desde pequeño realizó deportes como natación, baloncesto y fútbol, pero no sentía que alguno de estos fuera su fortaleza; de niño fue fan de la revista de cómics “Marvel”, le pidió a su madre que lo inscribiera en un curso de dibujo y a los 10 años empezó a copiar los personajes de las revistas. A los 14 años conoció a un amigo de sus hermanos, Esteban Castillo (ahora un arquitecto), se organizaron y planearon crear un cómic para el show de talentos en su colegio, el cual elaboraron en un formato A4 a mano.

A partir de esa oportunidad Juan Daniel Ríos, “Juanda” como muchos le decimos de cariño, se puso de acuerdo con Esteban para crear una historieta; ambos compartían la misma pasión por el dibujo. No fue hasta el 2004  cuando crearon la primera, la cual llamaron, Fatman.  Realizada a mano con rapidógrafo y luego fotocopiada, generaron varios ejemplares.  En un campamento de vacaciones, Juanda y Esteban realizaron un drama llamado Cleto y Cletín, donde los personajes fueron inspirados por las características del típico guatemalteco.  De esta idea, inventaron una nueva historieta y publicaron seis ediciones.

Después que en el 2007  detuvieron el proyecto durante un tiempo, en el 2009 decidieron retomar el plan con formalidad y crearon su propia empresa llamada Son Comics.

Así empezó una nueva especie de comic con dibujos más elaborados y profesionales, utilizando ahora programas como Photoshop e Illustrator. De este nació el Capitán y Chapín, una adaptación de Cleto y Cletín. Tiempo después decidieron modificar a los personajes; si deseaban hacer un proyecto en grande, debían resaltar las buenas características de los guatemaltecos y dejar una moraleja en cada edición, crear historietas originales sin utilizar palabras mal empleadas, pero que a su vez causaran gracia y entretenimiento.

Realizaron una nueva edición de “Fatman” para una exposición en el 2010. En 2011 buscaron patrocinadores, pero no tuvieron ningún éxito. En enero de 2012 dieron a conocer la primer edición de “Capitán y Chapín” en tres puntos de distribución, Sophos, Ayrobot y Otaku Store. “Los comics se venden, pero no es un bien primario. Esto es como un lujo, el proceso de edición es pausado”, expresó Juan Daniel.

A la fecha siguen independientes, han creado cuatro ediciones de “Capitán y Chapín”, la quinta edición es el desenlace. Imprimen 1,000 ejemplares por cada edición, con un valor de Q20.ºº. Debido a la ubicación de Ayrobot en Antigua Guatemala, el precio de estas historietas es de Q30.ºº.

Juan Daniel Ríos, Juanda, continúa como aficionado y coleccionista de historietas. “Esto empezó por agrado y tratar de entretener, dejando con ellos una moraleja. Queremos buscar un héroe nacional,  conocer lo nuestro”.

 

cintillo dond están los jóvenes

Imagen: Son Comics

About the Author
Related Posts

Por: María Fernanda Herrera La respuesta más común al por qué se estudia medicina seguramente es...

Sara Mux Cada vez existen más personas que migran de su territorio para poder buscar una mejor...

Todos en algún momento hemos sentido el deseo de ayudar a los demás, poder cambiar el mundo,...

Leave a Reply