Tik-Naoj-Octubre-1

Ixel Guorón  Rodríguez / Tik Na’oj /

Según el informe alternativo realizado en el 2009 por el Movimiento de Mujeres Indígenas Tz’ununija’, las mujeres indígenas no gozan sus derechos humanos y son vulnerables por actos de discriminación, por motivo de sexo al no valorizar la contribución económica y social de la mujer en la familia y en la sociedad.

Es por ello la necesidad de contar con instrumentos jurídicos nacionales e internacionales para promover los derechos específicos de las mujeres, ya que las mujeres siguen sin tener las mismas condiciones de igualdad que los hombres.

La Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer –CEDAW-, ratificado por Guatemala el 12 de agosto de 1982, hace énfasis en la desigualdad que existe entre hombres y mujeres, considerada la Carta de Derechos humanos de las mujeres ante las Naciones Unidas.

Una de las características de la CEDAW es que responsabiliza a los Estados parte por actos de discriminación y los obliga a tomar medidas concretas, reconoce los estereotipos de los roles de los hombres y mujeres, además de abordar temas como: discriminación, prostitución, vida política y pública, educación, empleo, salud, prestaciones económicas y sociales, la mujer rural, igualdad de la ley, matrimonio y familia, entre otros.

Asimismo La CEDAW cuenta con un comité quienes evalúan los avances de la aplicación de la convención y emiten recomendaciones a los Estados que lo ratificaron.

En el 2013 las organizaciones: Movimiento de Mujeres Indígenas Tz’ununija’, Tik Na’oj, Asociación Maya Uk’uxB’e, Sinergia No’j, Equipo de estudios Comunitarios y Acción Psicosocial ECAP, Women’s Human Right Education Institute y Jass-Asociadas por lo justo han venido realizando un documento donde son plasmadas las recomendaciones al comité CEDAW para garantizar el respeto y la aplicación de los Derechos individuales y colectivos de las mujeres indígenas.

A partir de ello se invita a las organizaciones de otros países a sumarse a la iniciativa y respaldar el documento a través de firmas electrónicas y a continuar luchando para para que se visibilice y se garantice los derechos humanos de las mujeres indígenas.

Compartir

Otros artículos de interés