By Rincón Literario
Posted: Updated:
0 Comments

Por: Cris Figueroa

 

Con la ligereza de una libélula 

te desprendiste de una flor blanca que te arrullaba,

soltaste todo lo que te amarraba 

y te lanzaste hacia ese sueño

que desde hace mucho te llamaba. 

 

Ahora es tu momento

de descubrir en otro mundo

lo que en ti nace 

como un fuego 

y se transforma 

en un segundo.

 

Explora ese camino que se ha abierto 

sin miedo a tropezarte con otros destinos.

Captura lo que te inspire 

para enseñarle a los demás,

que todo es posible con una idea

y que esta historia no acaba,

solo toma una forma distinta

a la que imaginabas.

Related Posts

La sociedad guatemalteca pasó por uno de sus momentos más convulsos en épocas del conflicto armado,...

/Por: Keitleen Bran Si no podés quedarte quedáte, pero con este popurrí de sentimientos. No...

Hace algunos meses el mundo veía con la boca abierta como el Amazonas era devorado por incendios...

Leave a Reply