By Rincón Literario
Posted: Updated:
0 Comments

Por: Cris Figueroa

 

Con la ligereza de una libélula 

te desprendiste de una flor blanca que te arrullaba,

soltaste todo lo que te amarraba 

y te lanzaste hacia ese sueño

que desde hace mucho te llamaba. 

 

Ahora es tu momento

de descubrir en otro mundo

lo que en ti nace 

como un fuego 

y se transforma 

en un segundo.

 

Explora ese camino que se ha abierto 

sin miedo a tropezarte con otros destinos.

Captura lo que te inspire 

para enseñarle a los demás,

que todo es posible con una idea

y que esta historia no acaba,

solo toma una forma distinta

a la que imaginabas.

Related Posts

Por Mario Cuando era niño las fiestas solían ser de mucha alegría; recuerdo muy bien cuando...

El Taller de Escritura Creativa de la Universidad Rafael Landívar, acaba de crear el siguiente tomo...

Es innegable que en la memoria de cada guatemalteco siempre permanecerá aquella imagen del Congreso...

Leave a Reply