By Rincón Literario
Posted: Updated:
0 Comments

Por: Cris Figueroa

 

Con la ligereza de una libélula 

te desprendiste de una flor blanca que te arrullaba,

soltaste todo lo que te amarraba 

y te lanzaste hacia ese sueño

que desde hace mucho te llamaba. 

 

Ahora es tu momento

de descubrir en otro mundo

lo que en ti nace 

como un fuego 

y se transforma 

en un segundo.

 

Explora ese camino que se ha abierto 

sin miedo a tropezarte con otros destinos.

Captura lo que te inspire 

para enseñarle a los demás,

que todo es posible con una idea

y que esta historia no acaba,

solo toma una forma distinta

a la que imaginabas.

Related Posts

Por: Alessandra Escobar Recuerdo cuando tenía 17 años y dentro de todas las razones que me llevaron...

La Comisión Permanente del Congreso de la República es el órgano que asume las funciones de la...

Por: José Andrés Pérez Linares “En este país pequeño todo queda lejos: la comida, las letras, la...

Leave a Reply