Cristian Ramírez / Corresponsal /

With brown coco skin and curly black hair.
It’s just the way he looks at me…

CecePeninston: Finally.

Con esta canción nace y bautizan a Coco.  Acá un poco más de su historia.

Luis* es un joven maestro de primaria bilingüe. Todos los días luego de salir del trabajo, se dirige a su casa en zona 15 a almorzar, descansar un rato o terminar trabajos pendientes de la U.  En las tardes, se dirige a la universidad, de donde planea graduarse de una licenciatura que en un futuro piensa ejercer.  Hasta allí nada fuera de lo común. Lo que muchas personas no saben es que algunas noches después de salir de la universidad, Luis queda por un lado y es momento de dar vida a Coco.

De padres separados, en el 2009 y con 17 años, Luis decide viajar a Estados Unidos donde vive su mamá y estudiar el high school.  Allí pasa dos años de su vida, momento que decide regresar a Guatemala e iniciar la universidad.  Durante el tiempo que vivió en Estados Unidos conoce a John,* con quien inicia una relación sentimental.

John era un persona homosexual que formaba parte del mundo de Drag Queens.   Las noches que salían, Luis notaba cómo su pareja pasaba de ser John a Jane.  Era un trabajo minuciososo, que implicaba mucho tiempo, maquillaje, vestuario y un sinfín de accesorios.  Cada transformación tardaba aproximadamente de tres a cuatro horas. Muchas veces Luis acompañaba a John y sus amigos a presentaciones en discotecas donde eran solicitados.

A Luis nunca le había llamado la atención el mundo de las travestis. Sin embargo, conforme fue pasando el tiempo, fue compartiendo con sus amigos en bares y discotecas, y poco a poco la admiración por este arte fue ganando espacio en su vida.  Es importante aclarar que las drag queens forman parte del mundo travesti, sin embargo tienen características propias.  Gustan de exagerar las facciones y cualidades femeninas a la hora de vestirse, imitan personajes de mujeres famosas, utilizan atuendos de calidad y generalmente no se prostituyen.

Es en el 2010 cuando Luis decide hacer su primera transformación.

A diferencia de sus amigos que eran rubios y tez clara, Luis era distinto.  Por ello, en el nacimiento de esta nueva etapa fue bautizada como Coco, haciendo referencia a la letra de la canción de Peninston, “with brown coco skin and curly black hair…”

De acuerdo a Luis, ser drag queen “es una expresión artística diferente.  Se trata de crear una ilusión, que la gente lo vea como alguien que en realidad no existe. Coco es como la ilusión de perfección”, comenta. Para Luis, vestirse de mujer es poder ser perfecta.

¿Cómo fue que decidiste crear a esta persona que antes no eras? – pregunto . “Haberle contado a mis amigos me ayudó a comprenderlo y luego me di cuenta que en realidad son solo decisiones,” dice Luis.  A pesar que era un idea que le había parecido atractiva al ver a su pareja realizarlo, el que su círculo de amigos lo apoyara en cualquier decisión que el fuera a tomar, le dio impulso necesario para realizarlo.

Para Luis cada persona debe ser lo que quiere ser.

“Es bonito caerle bien a la gente como Coco pues les cambia la percepción de lo que piensan que somos frente a lo que en realidad somos,”  afirma. Luis se pierde totalmente en Coco. “Es bonito escaparte de tu cuerpo y ser otra persona.  Luis puede tener problemas en la U, en el trabajo o en la familia, pero Coco no”.

Luego de entender un poco más el desarrollo de Coco y de Luis como personas diferentes, comienzo a preguntarme ¿cuál es el propósito de vida de Coco?

A lo que Luis responde: “Coco no es solo un personaje en el ambiente gay, donde es actualmente Miss Gay Guatemala, sino también existe en el mundo straight.  Ha ido siendo reconocida gradualmente; usualmente se le pide que haga apariciones en eventos como edecán o modelo, en fiestas del reconocido club nocturno NOA por ejemplo. Es decir, Coco también tiene un propósito, una meta”.

La meta, las tres hermanas

Desde finales del 2010, Luis vive nuevamente en Guatemala y se relaciona con todo tipo de personas.  Luis pertenece a un grupo reducido de drag queens, quienes para vestirse dedican mucho tiempo y recursos.  Les gusta ser exclusivos en su forma de vestir y cuando lo hace, lo realiza para presentaciones en modelajes, bares o discotecas.   Luis menciona la diferencia entre un travesti que se prostituye, y una drag queen que lo hace simplemente por la belleza artística que eso implica.

Lograr la aceptación del mundo gay en la sociedad guatemala es una de sus metas.  “Coco junto a sus 2 hermanas del ambiente gay, son personajes muy reconocidos. Teniendo esto a nuestro favor nos hemos planteado una meta, la cual es abrirle la mente a la gente straight. El hecho de que me vista de mujer no quiere decir que sea menos o más que alguien ” dice Luis. “Quiero lograr la aceptación humana tanto con mi carrera como fuera de ella, quisiera poder expandir la mente humana. A mi criterio, ¿qué sentido tiene la discriminación?” agrega.

Junto con otras personas realizamos un proyecto llamado Dios es para todos. Fue una sesión de fotos sobre una procesión la Semana Santa del 2012, entre las cuales estaban extranjeras, lesbianas, bisexuales, mujeres de diferente color de piel y travestis. El fin de este proyecto era reflejar que en realidad Dios es para todos.  Él no discrimina, siempre acepta a las personas. Ese es el tipo de proyectos que me gusta hacer pues me llenan mucho, son oportunidades para que la gente se exponga a algo diferente” expresa Luis.

¿Hasta cuándo existirá Coco?

“En algún momento va a morir y seguramente será antes que Luis; el hecho de vestirme como mujer no significa que quiero ser mujer. En el momento en que ya no se vea bien o mi cuerpo ya no aguante se va a acabar; por el momento tiene una gran vida por delante”.

Al parecer esta es una meta importante tanto para Luis como para Coco; la aceptación de cualquier persona como tal, sin importar su etnia, color de piel u orientación sexual.
Luis también tiene claro que se está formando en la universidad para  ayudar a los demás con su profesión. Tiene planes claros para un futuro.  Así que por el momento, continuará con sus dos proyectos, profesional y personal en pie.

Seguirá siendo Luis de día y Coco de noche.






*Nombres ficticios

*Fotografía proporcionada por Coco.

Compartir

Otros artículos de interés