By Rincón Literario
Posted: Updated:
0 Comments

/Por: Quiqe Bocanegra

 

No olvido los momentos juntos ni lo que de ti yo aprendí.

No olvido los mutuos sentimientos ni lo que a tu lado yo viví.

 

Y es que no es que no te olvide, no es que aún te extrañe,

no es que yo no te supere, no es que yo aún te ame.

 

Me hacen falta pláticas sin sentido, las caricias inadvertidas,

Me hace falta el futuro construido y las miradas escondidas.

 

No supero los lugares visitados ni las aventuras creadas,

No supero los poemas recitados ni las canciones dedicadas.

 

Si bien fuiste un amor espontáneo,

para mi fuiste un amor sincero,

un amor por explosivo, momentáneo,

un amor por explosivo, verdadero.

 

De esos amores que se encarnan en la piel.

De esos amores de los que no se ha de volver.

De esos amores de sabor dulce como miel

De esos amores difíciles de creer.

 

No es que yo aún te piense, no es que a ti aún me aferre.

No es que tú aroma eche de menos o tus manos yo añore.

No es que yo aún te espere, no es que yo aún te desee.

No es que yo no te supere, no es que yo aún te ame.

 

Estos son sentimientos que reprimí,

palabras que callé en el silencio interior.

 

Disculpa si las tengo que gritar al exterior,

pero, por ti, por un tiempo, mi vida no viví.

Related Posts

  El alcoholismo deja a las personas con una autoestima muy baja, con una poca valoración de sí...

Hace casi tres años, el significado de “persona mayor” no era parte de mis oraciones al expresarme...

Por: María Fernanda Herrera La respuesta más común al por qué se estudia medicina seguramente es...

Leave a Reply