By Tik Naoj
Posted: Updated:
0 Comments

Autora: Isabel Sal Uz.

A lo largo de la historia mujeres y hombres hemos jugado un papel fundamental para la construcción de un país equitativo y en paz. Sin embargo, ha habido muchas limitantes estructurales, entre ellas un contexto racista y patriarcal, que se han arraigado en las prácticas cotidianas, específicamente contra mujeres pertenecientes a una cultura que no encaja, supuestamente, en la categoría que requiere una cultura que ha dominado sobre todo y todas y todos quienes coexistimos en la faz de la tierra, arrebatando lo que no le pertenece, impregnando su propio sistema de vida. Un sistema patriarcal racista, misógino y egoísta.

Esto ha hecho que las mujeres tengan una lucha constante contra un monstruo que devora todo a su paso, cobrando vidas inocentes. Ser mujer joven e indígena en pleno siglo XXI continúa siendo una lucha persistente contra un sistema estructural que busca su propio beneficio a costa de lo que sea. Por lo tanto, es necesario reconocer nuestra historia, valorar herencia, volver a nuestras raíces para honrar la memoria de nuestras abuelas y abuelos, que han tenido un espíritu inquebrantable hasta dar la vida para la construcción de una coexistencia equitativa y en paz para todas y todos sin excepción alguna. Valorando la vida de la Madre Naturaleza y seres humanos.

Es necesario construir y reconocer nuestra identidad, teniendo presente nuestras raíces. Las mujeres somos generadoras de vida. Por lo tanto, también somos parte de una transformación en los ámbitos políticos, sociales y culturales, generando semillas ideológicas para una metamorfosis que beneficie a todas y todos. Si en algún momento, consciente o inconscientemente, hemos sido parte de la causa también podemos ser parte del cambio. Sigamos entonces, construyendo una colectividad basada en el respeto, tolerancia e interculturalidad y sobre todo amor por la vida mediante nuestras buenas prácticas cotidianas.

About the Author

MISION:
Somos un grupo, que brinda herramientas analíticas para fomentar una visión crítica en temas relacionados a pueblos indígenas, juventud, participación política y proyectos sostenibles.

VISION:
Contribuir al establecimiento de grupos de actores que incidan políticamente en los contextos en que se desenvuelven.

OBJETIVO:
Empoderar a la juventud a través de conocimientos para incidir política, social, económica y culturalmente en sus contextos.

Related Posts

Isabel Sal Uz. El coronavirus en el siglo XXI se ha apoderado de nuestro sistema de vida, sin...

¿Ustedes también pusieron su cuadrito negro en Instagram con los hashtags correspondientes a la...

El Open Data es información a la que cualquier persona puede tener acceder, usar o compartir. Los...

Leave a Reply