By Brújula
Posted: Updated:
0 Comments

El 18 de octubre se llevó a cabo la 67ª. Sesión Ordinaria y el pleno del Congreso, eligió a la Junta Directiva para el período 2022-2023, quedando conformada de la siguiente manera:

  • Shirley Joanna Rivera Zaldaña, Presidente;
  • Carlos López Maldonado, Primer Vicepresidente;
  • Carolina Orellana Cruz, Segunda Vicepresidente;
  • Efraín Menéndez Anguiano, Tercer Vicepresidente;
  • Maynor Gabriel Mejía Popol, Primer Secretario;
  • Julio Cesar Longo Maldonado, Segundo Secretario;
  • Carlos Santiago Nájera, Tercer Secretario;
  • Aníbal Estuardo Rojas Espino, Cuarto Secretario;
  • Marvin Estuardo Alvarado Morales como Quinto Secretario.

Fotografía: Congreso de Guatemala

Durante su discurso, la diputada Shirley Joanna Rivera Zaldaña fue objeto de críticas, a través de redes sociales, debido al uso de la religión en el discurso político.

 

Sométase toda persona a las autoridades que gobiernan”, son palabras que resaltó la congresista Rivera, quien, citando el libro de Romanos, invitó a no resistirse a las autoridades, porque “quien se resiste a la autoridad a Dios se ha opuesto”. Con este discurso con tintes religiosos, la nueva presidenta del Congreso de la República, Shirley Rivera, deja entrever que las personas deben aceptar cualquier disposición de las autoridades y que, de no hacerlo, se estaría atentando contra el ser divino…

A lo largo de la historia política de Guatemala, el discurso religioso ha permeado espacios en los organismos del Estado , creando controversias porque genera una percepción extremista.   Por esta razón, el discurso de Rivera ha causado polémica a través de las redes sociales.

La práctica y creencia religiosa, es inherente a la humanidad, y se ha manifestado desde las civilizaciones antiguas.

Establecer si la religión es buena o mala es completamente subjetivo. Sin embargo, algo que no es debatible es la influencia que en un momento de la historia ejerció la iglesia en la administración pública, cuyos efectos persisten en los problemas estructurales del país. Si bien, en la actualidad, la injerencia de la religión sobre la política ya no es igual que en la época colonial, ocurre ocasionalmente como una práctica de ciertos actores políticos, y este tipo de discurso lo hace evidente.

La controversia de utilizar la religión en el discurso político se manifiesta de dos maneras: quienes no profesan ninguna religión, encuentran este tipo de discurso débil y sin respaldo; y aquellos que son practicantes de alguna religión, se ofenden o consideran inadecuado el uso del mensaje  religioso en el discurso político.

De alguna u otra forma, el uso de la religión en el discurso político, es debatible y cuestionable.

Recordemos que, según el inciso e, artículo 67 de la Ley Electoral y de Partidos Políticos, entre los medios prohibidos menciona lo siguiente:

Toda forma de propaganda, valiéndose de creencias, actividades religiosas o invocando motivos de religión, que influya en los ciudadanos a que se adhieran o se separen de partidos políticos, comités cívicos electorales o candidaturas determinadas”.

Esta normativa debería aplicarse, no sólo para las campañas electorales, sino en el ejercicio de la función pública y política en general.

No obstante, es importante hacer énfasis que el problema no radica en que un político sea practicante de determinada denominación religiosa, el problema está en que, siendo un funcionario público, no mantenga imparcialidad en este tema y a su vez, utilice el discurso religioso, en el ejercicio de su función.

Conviene indicar que si bien en Guatemala la libertad de expresión y de culto, garantiza la manifestación de cualquier expresión religiosa, también el Estado es laico, esto en aras de favorecer los procesos democráticos.

Como jóvenes, tenemos que aprender a distinguir, analizar y cuestionar el uso del discurso religioso con tinte político autoritario, para evitar ser engañados en nuestra comprensión de la realidad.

About the Author
Related Posts

El 15 de septiembre de 2021 se conmemoró el Bicentenario de la Independencia de Guatemala, un...

No es novedad el estado de precariedad que atraviesa Guatemala  por la pandemia de coronavirus...

Desde la Revista Digital Brújula abordamos un conversatorio con dos personas (Keyla Escobar y...

Leave a Reply