By Brújula
Posted: Updated:
3 Comments

Eliú Nuila / Opinión

Soy de las personas a las que les encanta viajar y conocer esos lugares excepcionales que tiene nuestro país, soy de la idea que Guatemala tiene muchos lugares hermosos y no necesito por ahora viajar a otro país.
El año 2016 no fue un buen año para mí (en cuestión de tiempo) por lo que solamente viajé a Lachuá (lugar que recomiendo). Sin embargo, me propuse salir este año y fue así como decidí regresar a Semuc Champey, el cual se ubica en el municipio de Lanquín, en Alta Verapaz. La primera vez que regresé fue en bus contratado, hotel contratado y con un grupo de amigos, lo que no me permitió poder conocer la realidad de lugar. 

Triste realidad la que conocí ese fin de semana.

Semuc Champey fue declarado “Monumento Nacional” en 1999 en el tiempo de Álvaro Arzú; 17 años han pasado de aquel entonces, nombre que tan solo es un nombre, puesto que no se hace nada por mejorar el lugar.

Hay que viajar dos horas y media en un bus que no presta las condiciones necesarias, pero lo más triste es que del tramo carretero, si mucho el 40% está bueno y el 25% es de terracería, donde no tenés nada que envidiarle a una montaña rusa, pues estás brinque que te brinque  y lo peor de todo es que sobrecargan el bus. Aclaro: esto solo es de Cobán a Lanquín. Para llegar a Semuc Champey debes tomar un camión e ir como ganado para llegar al “Monumento Nacional”, que tampoco está asfaltado y en pésimas condiciones que debes de soportar por más de 40 minutos.

Eso no es todo, la energía eléctrica pareciera que estuviera racionada (suena ilógico), se suspende a cada rato y no es por exagerar, la noche fue un sufrimiento debido a que cenamos en un restaurante fuera del hotel y lo peor es que estaba lloviendo.
Me pareció muy curioso y lamentable que en Lanquín no hay telefonía (cableado) y el costo del internet es elevado, por lo que pedían “disculpas”.

Como diría el amigo con el que iba: “la verdad es que después de todo este sufrimiento, valió la pena… pero no vuelvo a regresar aquí”.

No es aceptable que las autoridades municipales, departamentales y nacionales no se preocupen por mejorar el lugar que a diario recibe decenas de turistas nacionales como internacionales. Semuc Champey percibe a diario unos 3 mil quetzales y anualmente más de un millón, haciendo mis cálculos matemáticos; dinero que debe ser utilizado para tramo carretero, buenos hoteles, mejoras del municipio, etc etc etc.

Entonces vuelvo a preguntar ¿quién debe administrar Semuc Champey? ¿el Estado o los comunitarios?

Lea También: ¿Quién cuida mejor Semuc Champey?

Imagen: Bryan Neftalí

About the Author
Related Posts

Por: María Fernanda Herrera La respuesta más común al por qué se estudia medicina seguramente es...

Sara Mux Cada vez existen más personas que migran de su territorio para poder buscar una mejor...

Todos en algún momento hemos sentido el deseo de ayudar a los demás, poder cambiar el mundo,...

3 Comments
 
  1. Avatar
    Gio / 13/01/2017 at 11:51 /Responder

    Te cuento mi amigo que la mayoría de lugares esta así o peor, si las carreteras nacionales están de lo peor, te imaginas las accesorias; sabes cuanto se paga de impuestos por galón de gasolina que se supone solo debe ser utilizado para carreteras, ahhh pero todo se lo roban…

  2. Avatar
    Elvis Hidalgo / 13/01/2017 at 20:02 /Responder

    Amigo, si no te gusta la aventura creo que no es un lugar para ti. Creo que debemos aprender a respetar la naturaleza y ese lugar aún se conserva hermoso. #Yosiregresaría.

  3. Avatar
    Diego Rodas / 14/01/2017 at 21:08 /Responder

    Tu comentario me parece realmente estúpido. Se nota a leguas que sos un ratón de ciudad acostumbrado a todo tipo de comodidades y que no tiene la más mínima idea de lo que es turismo de aventura.
    Sos de los que piensan que ir a este tipo de lugares a estar en “contacto” con la naturaleza se trata de que te reciban en un hotel de 5 estrellas con a/c, menú a la carta etc.
    No cabe duda que gente como vos no merece tener el privilegio de pasar un noche bajo las estrellas, junto a un fogata a las de una tienda de acampar.
    Patetico

Leave a Reply